Código Médico: Capítulo 4

Código Médico: Capítulo 4

Código Médico acompaña al doctor José Ramón Martínez, cirujano plástico perteneciente a la Unidad de Quemados de La Paz, durante una de sus jornadas. Uno de los pacientes presenta graves quemaduras en el 80% de su cuerpo, algo que es imposible que no afecte a los médicos que trabajan en la unidad. El doctor Martínez explica que se denomina “gran quemado” al paciente que ha sufrido quemaduras en más del 20% de su cuerpo. La Unidad de Quemados de La Paz cuenta con un equipo multidisciplinar formado por enfermeros, cirujanos plásticos, psicólogos y fisioterapeutas.

La Unidad de Quemados de La Paz presta atención a más de 1.000 pacientes cada año

La Unidad de Quemados de la Paz es una de las más importantes con una superficie de más de 1000 m2 con una zona para grandes quemados con 10 habitaciones individuales y otra zona de hospitalización de quemados convencional con 12 camas. También posee dos salas de tratamiento hidroterápico y curas, un quirófano específico de quemados y un banco de piel.

Adjara y Epi son una niña y un niño de Guinea Bissau que se han beneficiado del programa “Sana, sana” de la ONG “Infancia Solidaria”. Los dos ingirieron accidentalmente sosa caústica en su país de origen. En La Paz se van a someter a una dilatación esofágica para poder tragar la comida con mayor facilidad, tal y como nos ha explicado el doctor Manuel López Santamaría, jefe de Cirugía Pediátrica de La Paz.

Charo Lorenzo lleva 6 años como matrona, 4 de ellos en los paritorios del Hospital Maternal de La Paz y ya ha perdido la cuenta de los niños que ha traído al mundo y a las situaciones a las que se ha tenido que enfrentar. Código Médico se “cuela” en el paritorio de La Paz para vivir un parto en directo.

Desde su inauguración en 1965, en la Maternidad de La Paz se han atendido más de 700.000 partos

En el servicio de Urgencias se celebra todos los días una reunión donde se repasan los casos atendidos y los ingresos que se han producido. Mientras tanto, se suceden los casos en la sala de reanimación. El doctor Miguel Silvestre atiende dos posibles ictus, una bajada severa de azúcar en una paciente que se encuentra en observación y a un hombre que ha sufrido un atropello cuando paseaba en compañía de su nieto.

Los análisis forman parte de la rutina de cualquier Hospital, pero las cifras en el Hospital de La Paz son escalofriantes ya que cada día realiza 2.200 análisis y realiza millones de pruebas al año. Todos los procesos están automatizados desde que se obtienen las muestras en la sala de extracción y se identifican con un código de barras. Desde ahí, se envían a través de un sistema de tubos neumáticos hasta el laboratorio robotizado, como nos explica el jefe del servicio Antonio Buño.