Nuevo macrobotellón en la playa de Barcelona por Las fiestas de La Mercè


  • Han participado más de 30.000 jóvenes y se han producido 14 detenciones
Foto: REDACCIÓN |Vídeo: Telemadrid

Unas 30.000 personas han participado en un botellón en la playa de Barcelona, con saqueos, quema de mobiliario urbano y destrozos en dos restaurantes y un bajo comercial de la Villa Olímpica. En total han ardido 14 motos, una bici y numerosos contenedores.

Este macrobotellón, según ha informado el teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle, ha sido de menor intensidad que el que tuvo lugar durante la noche del viernes al sábado en la plaza de España y alrededores aunque, a consecuencia de los actos vandálicos y los incidentes, han sido detenidas 14 personas en las playas.

Los detenidos están relacionados con robos violentos, robos con fuerza, hurtos, atentado contra los agentes de la autoridad y desórdenes públicos.

Los servicios médicos de urgencias tuvieron que atender a 39 personas heridas, 15 de ellas de carácter menos grave.

Disturbios, pero menos graves

En esta ocasión, en este macrobotellón no se han producido apuñalamientos, como sucedió en la jornada precedente. Los heridos por arma blanca el pasado viernes están fuera de peligro.

Batlle ha explicado que, a raíz del macrobotellón de ayer, se desplegó en la plaza de España un dispositivo conjunto de Mossos y Guardia Urbana que blindó la zona y con el que se cerraron las estaciones de Metro cercanas, lo que derivó en que las personas que deseaban participar en un nuevo macrobotellón se dispersaran por las playas, el Parc de Joan Miró, distrito de Sant Martí o la propia montaña de Montjuic.

En el conjunto de estas fiestas, ha indicado, la Guardia Urbana y los Mossos han detenido a treinta personas, de las que trece lo han sido en los incidentes habidos en las playas y alrededores.Batlle ha subrayado que, en conjunto, durante la noche se han registrado "incidentes menores", excepto "la vandalización" de dos restaurantes y un local comercial, y, ya de madrugada, un enfrentamiento directo con la policía que ha acabado sobre las siete de la mañana.

Un verano de desorden y caos en las calles

Desde el mes de junio, Mossos y Guardia Urbana han desalojado del espacio público de la ciudad a unas 300.000 personas, "con una actitud sancionadora" pero, sobre todo, "preventiva".

Se ha pasado, ha precisado, "de una ocupación masiva del espacio público" a tener "un problema de orden público", cuya competencia corresponde a los Mossos, a quienes ha agradecido su trabajo, así como la labor del conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, "para hacer frente a este punto de inflexión".

Las fiestas de la Mercè acaban esta noche con un espectáculo pirotécnico en la avenida María Cristina y plaza de España, por lo que se mantiene el dispositivo de seguridad.

Y con ese escenario en los botellones, policías y agentes municipales de Barcelona están cada vez más preocupados. No sólo por el problema de salud pública, sino porque también se han convertido, dicen, en continuos episodios de violencia contra la autoridad.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Botellón