El macrobotellón de Barcelona se salda con 20 detenidos y quema de vehículos policiales, motos y  contenedores

Foto: Telemadrid |Vídeo: Telemadrid

La fiesta terminó a pedradas y a botellazos, ras un botellón donde más de 40.000 personas se concentraron en el entorno de la Plaza de España y la avenida Reina Cristina de Barcelona del que la policía tenía costancia. Los disturbios alcanzaron el Palacio de Congresos de la Feria de Barcelona y, según el sindicato CSIF, se produjo un intento de asalto a la comisaría de la Guardia Urbana por parte de 300 personas.

43 personas resultaron heridas, trece por arma blanca y tres de ellas están graves. Es el saldo de una noche de peleas, vandalismo y enfrentamientos con las fuerzas del orden público.

Coches policiales destrozados, barricadas, contenedores quemados y señales de tráfico arrancadas. Hay 20 detenidos y se investiga una posible agresión sexual.

El teniente de alcalde de seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle ha asegurado que se trata de un salto cualitativo de vandalismo muy grave: "Se ha pasado de una situación de ocupación masiva del espacio público que lleva repitiéndose a lo largo del verano a un problema de orden público".

Y ha aclarado que los incidentes empezaron pasadas las 2 de la madrugada, cuando profesionales del Sistema d'Emergències Mèdiques (SEM) estaban atendiendo a una persona apuñalada en la avenida Maria Cristina mientras agentes de la Guardia Urbana los protegían.

Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana están planificando un dispositivo para evitar que los incidentes se vuelvan a reproducir esta noche. Así lo ha solicitado a alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, la Guardia Urbana y Mossos d'Esquadra.

"Lo que ha pasado aquí es inaceptable, absolutamente inaceptable, y que no tiene nada que ver con el incivismo, sino que ha habido un problema de vandalismo, de orden público y que no se debe repetir", ha afirmado.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Barcelona