Vídeo: Telemadrid | Foto: REDACCIÓN

Universidades ultima un real decreto para acabar con los grados de tres años

El Gobierno mantendrá los cuatro años de duración para la mayoría de los grados universitarios en España, en vez de la fórmula de los tres años de grado y dos de máster.

El nuevo real decreto de ordenación de las enseñanzas universitarias que prepara el Gobierno consolida el que los Grados sean de 240 créditos, con la única excepción de aquellos que por directrices europeas deben ser de 300 o 360 créditos.

Por tanto, la estructura esencial del modelo universitario será: grados de 240 créditos, másteres de 60, 90 y 120 créditos y el doctorado al que se accede habiendo superado los 300 créditos en las dos etapas formativas anteriores.

En 2017, el Ministerio de Educación acordó con los rectores que solo los grados de nueva creación podrían ser de tres años. Fue en la etapa de Wert cuando un real decreto, en consonancia con lo aplicado en otros países europeos, permitió que las universidades pudieran ofrecer de forma voluntaria entre 180 y 240 créditos (3 y 4 años, respectivamente), con lo que quería facilitar la internacionalización de los egresados españoles en Europa. Dicho decreto, conocido como "decreto 3+2", provocó el rechazo de parte de la comunidad educativa al considerar que los grados de menor duración obligarían a realizar un máster de dos años, que son más caros.

Según el secretario general de Universidades, José Manuel Pingarrón, en el curso 2019-2020 se impartían en las universidades españolas 3.880 grados: de 240 créditos había 2.835; de 300 se ofrecían 107 grados; de 360 créditos, 42 títulos; dobles 862 grados y de 180 créditos, subrayó, "únicamente había activos 24". "Evidentemente esto era una excepción en el sistema universitario español, y se ha visto que daba lugar a una serie de problemas, principalmente académicos", dijo.

Según el futuro real decreto del Ministerio de Manuel Castells, el plan de estudio se estructura en cursos de 60 créditos ECTS en las enseñanzas de Grado y de Máster, secuenciándose desde el primer hasta el último curso, hasta cumplir la totalidad de créditos que definen el título. "Los planes de estudios conducentes a la obtención de un título de Grado tendrán, como regla general, 240 créditos ECTS, salvo aquellos que habilitando para el ejercicio de actividades profesionales reguladas estén sujetos por las directivas comunitarias a tener 300 o 360 créditos", continua el texto.

Los estudios oficiales de Grado, explica, podrán impartirse en modalidad docente presencial, en la híbrida (o semipresencial) y en la virtual (o no presencial).

Además, añade, podrán incorporar prácticas académicas externas, con el objetivo de reforzar la formación recibida por el estudiantado mediante el desarrollo formativo tutorizado por la Universidad en instituciones, administraciones, empresas, organizaciones sociales y sindicales, y en otras entidades, para poner en práctica las competencias y habilidades adquiridas.

Los títulos de Grado y Máster podrán incluir la mención dual, que comporta un proyecto formativo común que se desarrolla de forma complementaria en el centro universitario y en una entidad colaboradora. La actividad formativa que se realice en la entidad se concretará en la ejecución de "un contrato laboral que tendrá como objeto fundamental el desarrollo de la formación del estudiante y estará mediado por un Convenio Marco entre la universidad y la entidad".

Mejores Momentos

Programas Completos