Una mujer de 90 años, nueva víctima del método 'mataleón'

  • El robo con agresión se produjo en la puerta de casa de una vecina del Barrio del Pilar
Foto: Madrid Directo |Vídeo: Telemadrid

El pasado 17 de septiembre, Jesusa sufrió un robo mediante el método 'mataleón' en el Barrio del Pilar. Alrededor de la 13.00 horas y en plena puerta de su casa, se abalanzaron sobre ella y se llevaron todos los objetos de valor que llevaba consigo.

Jesusa volvía, como todas las mañanas y después de su compra rutinaria, a su casa. Tras ella, un chico puso el pie en la puerta del portal y se quedó mirando su interior. Justo después entró otra vecina que subió con Jesusa por el ascensor y se cruzó joven: "A mí me dejó pasar muy amable".

Cuando Jesusa ya se encontraba en la puerta de su casa para abrir y entrar en ella, la agarraron el cuello hasta que perdió el conocimiento. Se llevaron sus dos anillos, el reloj, una pulsera, un collar, el móvil y el bolso.

"Tengo un dolor en el cuello que no lo puedo mover"

Aún sigue con el susto en el cuerpo, pues tiene 90 años, pero ha querido contarlo para que no le pase a más mayores como a ella. Antonia, vecina puerta con puerta de Jesusa, está atemorizada: "Yo ya no quiero salir sola de casa", afirma.

La técnica del 'mataleón'

La técnica del 'mateleón' consiste en sorprender a las víctimas por la espalda pasándoles el brazo por el cuello para realizarles un estrangulamiento hasta hacerles perder el conocimiento, momento en el que les sustraen las pertenencias y huyen del lugar de forma precipitada.

Hasta donde se sabe se la atribuyó este nombre por el sometimiento que el héroe de la mitología griega Hércules usó para vencer al León de Nemea, como una de las doce encomiendas dispuestas por Euristeo, Rey de Micenas.

¿Cómo debemos actuar en estos casos?

Si nos convertimos en una víctima del método del 'mataleón' debemos intentar apretar el nervio radial del agresor y agarrar el brazo que nos asfixia con las dos manos, subiendo la barbilla, para intentar evitar que el atacante nos siga ejerciendo presión.

De este modo, se consigue liberar la carótida y se permite el riego sanguíneo. Una vez liberados, la mejor opción es huir lo más rápido posible.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Barrio del Pilar