Una vecina de Parla denuncia "goteras como cascadas" en su trastero

  • El techo ha perdido la pintura y los ladrillos se están comenzando a caer
Foto: REDACCIÓN |Vídeo: Telemadrid

Julia, una vecina de la calle Humanes de Parla, lleva cerca de dos años con problemas en su trastero. Al principio fueron unas pequeñas humedades, no demasiado problemáticas, pero desde finales del año 2020 aproximadamente, los problemas de humedades se convirtieron en "goteras como cascadas".

El techo del trastero perdió toda la pintura y están empezando a caerse también trozos de ladrillos del propio techo: "algún día voy a encontrarme al vecino de arriba que se ha caído en mi trastero".

Solo sufre ella el problema de goteras, por lo que señala al vecino de arriba como causante. Sin embargo, ha puesto en conocimiento del problema a su seguro, a la comunidad y al gestor del edificio, pero no obtiene soluciones.

Dice que los inquilinos del piso de arriba no son españoles y no entienden el problema. Tampoco conoce al dueño, no sabe si es piso del banco, de un particular o puede que sean okupas. El caso es que el dueño no aparece. Algunos vecinos la intentan ayudar, pero asegura que tampoco se "mojan" demasiado.

El día a día de Julia y su marido es bajar al trastero para retirar las neveras de agua y recoger los restos de pared y techo que se han ido cayendo.

"Llevamos unos meses muy complicados"

El mes de enero también nos hicimos eco de la desesperación que estaban viviendo otros vecinos de Parla. Llevaban desde el año 2015 denunciando los desperfectos que sufren en las infraestructuras del edificio: humedades, goteras, averías e inundaciones que sufren cada vez que llueve.

Además, con la borrasca Filomena estos problemas se les acrecentaron. Sufrieron una rotura de una tubería y se rodearon de grietas y humedades. Los afectados fueron más de 100 vecinos y nos aseguraban que cada vez que reclamaban el problema les daban largas.

¿Qué hacer para evitar inundaciones y tomar medidas para evitar daños?

Hay que tener en cuenta que, antes de nada, es recomendable la limpieza, el cuidado y el mantenimiento apropiado de las instalaciones. Debemos comprobar que los sumideros y alcantarillas se mantengan limpios de basura o tierra, revisar de manera periódica pozos, tuberías, sumideros y fosas sépticas y evitar dejar bolsas de basura inmovilizadas, ya que con fuertes lluvias se romperían taponando sumideros y el alcantarillado.

Llegado el momento que se presente una tormenta y para prevenir las consecuencias de las inundaciones, se recomienda desconectar aparatos electrónicos y cerrar la llave de paso del agua y gas, evitar estacionar vehículos en cauces de ríos, a pesar de que estén secos, alejarse de lugares que pudieran derrumbarse, proteger y guardar documentos importantes y elementos o mobiliario, ya que con el agua y la humedad podrían destruirse y, por último, instalar elementos de protección para frenar la entrada del agua en espacios interiores.

Ante cualquier inundación, es recomendable contar con elementos que protejan antes las inundaciones como sacos de arena, compuertas de madera y hules o plásticos de protección.

¿Qué debemos hacer para combatir las humedades?

Para prevenir humedades debemos revisar cada tres años fisuras en la fachada, ya que puede introducirse el agua por ahí, las tejas deben estar bien colocadas siempre, debemos limpiar una vez al año canalones, bajantes y elementos de desagüe y debemos tener especialmente cuidado con los golpes en puertas y ventanas porque se pueden ocasionar fisuras.

Una vez identificadas las humedades, para que este problema no vaya a más, debemos tratar de emitir menos vapor de agua, cerrar las puertas de las estancias más húmedas, aumentar la temperatura de las paredes frías, evitar las puertas y ventanas metálicas, instalar doble acristalamiento en las ventanas, eliminar los puentes térmicos y asegurar una buena ventilación.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Parla