Llega la máquina que trata la incontinencia urinaria y evita los dolores de regla

  • Con sus vibraciones se mejora el suelo pélvico
Foto: Madrid Directo |Vídeo: Telemadrid

Llega la máquina que, sin lugar a dudas, va a cambiar la vida de muchas personas: 'EMSELLA'. Esta máquina sirve para la incontinencia de orina en hombres y mujeres, para la dismenorrea, el dolor con la regla, para las mujeres posparto o para las mujeres que quieren simplemente tener el suelo pélvico fuerte.

'EMSELLA' es un tratamiento innovador para la incontinencia y la confianza. Esta tecnología única revoluciona la salud y el bienestar íntimos de las mujeres al proporcionar a las personas que sufren de incontinencia una opción completamente no invasiva.

Se trata de un sistema de vibraciones muy sutiles que el paciente aguanta perfectamente, hasta la potencia 100, haciendo contracciones para que el suelo pélvico se fortalezca. La eficacia clave se basa en la energía electromagnética focalizada.

Una sola sesión de 'EMSELLA' induce miles de contracciones musculares supramaximales del suelo pélvico, que son extremadamente importantes en la reeducación muscular de pacientes incontinentes. La investigación científica ha demostrado que el 95% de los pacientes tratados reportan una mejora significativa en su calidad de vida.

No existe límite de edad para su uso y, tras la sesión, que dura unos 28 minutos, el paciente pueda hacer vida normal. "Todo paciente que quiera prevenir o ya tratar el debilitamiento del suelo pélvico es candidato a utilizarla".

Se necesitan aproximadamente seis sesiones, programadas dos veces por semana. Con 'EMSELLA' se experimenta hormigueo y contracciones musculares del suelo pélvico durante el procedimiento. Los resultados se pueden observar después de la primera sesión y continuarán merando durante las próximas semanas.

Hasta cuatro millones de personas ocultan la incontinencia urinaria por vergüenza o resignación

En el caso de los niños se llama Enuresis nocturna y lo padecen medio millón de menores de más de cinco años. En ocasiones, puede provocar también un problema psicológico para los niños por sentirse avergonzados y tener problemas socializando con los demás.

La incontinencia urinaria, una patología silenciada
La incontinencia urinaria, una patología silenciada
La incontinencia urinaria, una patología silenciada

La incontinencia urinaria, una patología silenciada

Hace unos años el doctor Juan Carlos Ruiz de la Rioja, especialista del servicio de urología en el Hospital Santa Cristina en esos momentos, nos mostraba su preocupación, ya que ha llegado a tratar a niños que se siguen haciendo pis con más de 20 años. Confesaba que hay más de lo que se piensa y que se estipula que entre los 16 y los 20 años puede haber 40.000 personas que se hacen pis en la cama.

El 10% de los casos de incontinencia urinaria se deben a causas psicológicas, ya que el 90% son por causas físicas. En mujeres se da especialmente después del parto, entre un 20 y un 30%. Sobre todos son mujeres que han tenido hijos y más si han sido partos de niños que han pesado más de tres kilos y medio.

Recomendamos

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Salud