Heces, basura y mobiliario putrefacto: así dejan unos 'inquiokupas' la vivienda a sus caseros, en Fuenlabrada

  • Llevaban tres años sin pagar el alquiler
Foto: Madrid Directo |Vídeo: Telemadrid

Suciedad a raudales, mobiliario que se car a trozos y putrefacto, paredes pintadas y hasta heces. En estas condiciones vivía una familia con tres hijos y un perro en Fuenlabrada. Además, llevaban tres años sin pagar el alquiler a Paula y Paco, sus caseros.

"Cuando no nos pagaban, íbamos a reclamárselo a su restaurante. A veces nos daban 50 euros y nos decían que no tenían. Lo hemos denunciado y por fin este martes les han desahuciado. La situación se complicaba porque tenían tres hijos".

La vivienda se ha convertido en un auténtico estercolero. Apenas se puede caminar por la cantidad de enseres y basura acumuladas, y el olor es nauseabundo. De hecho, abundan las moscas por el piso.

Los 'inquiokupas' no solo dejaron de pagar el alquiler, sino que han dejado el piso en unas condiciones completamente insalubres. Un equipo de Madrid Directo se ha acercado al restaurante para hablar con el "inquilino", pero declaraba no saber de lo que estábamos hablando.

Tras 30 meses viviendo en un sofá, María Luisa, víctima de la inquiokupación, recupera su casa de Carabanchel
Tras 30 meses viviendo en un sofá, María Luisa, víctima de la inquiokupación, recupera su casa de Carabanchel
Tras 30 meses viviendo en un sofá, María Luisa, víctima de la inquiokupación, recupera su casa de Carabanchel

Tras 30 meses viviendo en un sofá, María Luisa, víctima de la inquiokupación, recupera su casa de Carabanchel

¿Qué debemos hacer cuando nuestro inquilino no nos paga el alquiler?

El abogado Alberto García Cebrián nos contaba cómo actuar en estos casos. Nos aseguró que, para evitar este tipo de situaciones, se recomienda poner en el contrato de alquiler que el inquilino se obliga a poner los suministros a su nombre, incluso pudiendo dejar constancia de que, en el caso de que no lo pague en un plazo determinado, se autoriza a la propiedad a dar de baja el suministro.

En el caso de que en el contrato de alquiler no haya la obligación de que el inquilino ponga los suministros a su nombre, el propietario no puede dar de baja el suministro y si le denuncia, el inquilino o incluso el okupa ilegal, podría incurrir en un delito de coacciones. Sin embargo, el propietario no puede cortar el suministro, pero sí que puede dejar de pagar los recibos para que en todo caso la compañía acabe cortando por impago.

En el momento de la recuperación de la posesión del inmueble, ya sea extrajudicialmente o en proceso judicial, cabe la posibilidad de realizar una denuncia por la comisión de un delito de daños. Siempre existe la posibilidad de reclamar las cantidades adeudadas del alquiler y las de los suministros que estén a nombre del propietario, así como desperfectos.

Recomendamos

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Fuenlabrada