Eugenia, un testimonio en positivo de la fibromialgia: "La enfermedad impone sus reglas, pero yo me resisto"

  • Este miércoles se celebra el Día Internacional de la Fibromialgia, una enfermedad poco conocida y controvertida.

Este miércoles se celebra el Día Internacional de la Fibromialgia, una enfermedad poco conocida y controvertida. Los pacientes de fibromialgia tienen que enfrentarse a la incomprensión de una enfermedad que no es fácil de diagnosticar, algo que les empuja incluso a pensar que sufren un trastorno psicológico.

“Es una enfermedad sin papeles, que se suele tomar como una enfermedad psicológica o psiquiátrica porque en las pruebas diagnósticas no aparece, pero el dolor muscular está ahí”, asegura el doctor Sánchez Martos.

Fibromialgia, la enfermedad invisible
Fibromialgia, la enfermedad invisible
Fibromialgia, la enfermedad invisible

Fibromialgia, la enfermedad invisible

Es una enfermedad reumática crónica, reconocida como tal por la OMS hace casi 30 años, que afecta mayoritariamente a mujeres y que es incapacitante en más del 35% de los casos, aclara el doctor.

“Es una enfermedad que todavía sigue siendo invisible para muchos, a pesar de que afecta a más de un millón de personas en España”, explica Sánchez Martos.

EL TESTIMONIO DE EUGENIA: UNA CARTA A LA FIBROMIALGIA

Eugenia Ramírez tiene fibromialgia y ha escrito una carta explicando su experiencia con la enfermedad. En ella, cuenta que era muy bailona desde pequeña, y recuerda cuando bailaba subida a los pies de su padre. Pero la enfermedad se lo pone muy difícil.

Lo mismo ocurre con las tareas diarias, como hacer la comida, para lo que necesita ayuda. La enfermedad condiciona todos los aspectos de la vida, incluida la sexualidad, como recuerda Eugenia en su carta.

"Lo peor fue hasta que la enfermedad tuvo nombre. Después fue intentar hacerse amiga de ella"

A pesar de las limitaciones y del dolor, Eugenia asegura que afronta siempre la vida “con ganas de seguir adelante… La enfermedad siempre impone sus reglas, pero yo me resisto. El objetivo es vivir un día más junto a mi familia”, cuenta Eugenia.

Así describe Eugenia la fibromialgia en su carta

Conocerla y reconocerla en mi cuerpo nuevo saturado de dolor. Aceptarme y saber que soy la misma de antes, más limitada en lo cotidiano pero más sabia y generosa. Todo eso ha hecho que la fuerte sea yo y ella la que no vale para nada…”.

Puedes leer la carta completa en la web de la asociación Afibrovi

Redacción

“Lo peor fue hasta que la enfermedad tuvo nombre. Después fue intentar hacerte amiga de ella. Estuve muchos años de un médico a otro como una pelota. Llegué a pensar que me imaginaba el dolor hasta que me hicieron un cuestionario en la unidad del dolor. Me dijeron que lo que padecía era fibromialgia, una enfermedad muy cruel que no se curaba, y yo no había escuchado nunca ese nombre”, cuenta Eugenia.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Enfermedades