Vídeo: Telemadrid | Foto: Redacción

"Esto no es libertad, es una vergüenza", increpó Chela a los jóvenes que celebraban el fin del toque de queda

Chela Santalla es una joven que estaba en Madrid este sábado por trabajo y que al pasar por el centro de la capital quedó horrorizada al ver a numerosas personas de botellón, sin mascarilla y sin guardar la distancia de seguridad celebrando el fin del Estado de Alarma.

Mil multas en Madrid capital por botellones o no usar mascarilla este fin de semana
Mil multas en Madrid capital por botellones o no usar mascarilla este fin de semana
Mil multas en Madrid capital por botellones o no usar mascarilla este fin de semana

Mil multas en Madrid capital por botellones o no usar mascarilla este fin de semana

La mascarilla te la has dejado en tu casa. Es una vergüenza, esto no es libertad, es una anarquía”, increpó Chela a unos jóvenes mientras estaban siendo entrevistados por un reportero.

"Yo la libertad que defiendo es poder ir a ver a mi familia y ellos la libertad que proclaman es de beber”

Este lunes hemos hablado con ella en Juntos donde nos ha admitido que se cabreó bastante, “tengo un pronto bastante malo”.

Chela estaba ese día del fin el toque de queda en las terrazas de la Plaza del Dos de Mayo donde, afirma, “se estaban haciendo las cosas bien, guardando distancia entre las mesas y con un máximo de 6 personas”.

Pero todo cambió de camino a casa cuando cerró el establecimiento porque se encontró a numerosos jóvenes en la calle completamente descontrolados. “Era algo que se escapaba de toda lógica”.

“Principalmente me duele porque yo la libertad que defiendo es poder ir a ver a mi familia que viven en municipios perimetrados y no les veo desde hace meses y ellos la libertad que proclaman es de beber”.

Chela, aunque ha vivido 10 años en Madrid, es de un pueblo pequeño de A Coruña donde “se cumplen las normas estrictamente”, nos ha contado, por lo que encontrarse con una fiesta multitudinaria después de lo que está pasando, le pareció “algo surrealista”.

“Es que a partir de las 11 de la noche ya no hay covid”

“No es que me afecte a mí porque tenga familia aquí o allí, es que nos afecta a todos si tienes un poquito de empatía sobre todo por los sanitarios que siguen al pie del cañón, por toda la gente que ha perdido a un ser querido… Nos tenemos que plantear que el que se haya terminado el Estado de Alarma no significa que se haya terminado el covid”.

Y lo peor de todo llegó cuando escuchó a una chica decir: “Es que a partir de las 11 de la noche ya no hay covid”.

Esta joven quiere aclarar que ella no participó en ninguna de estas fiestas: ”Yo no me voy para casa para seguir de fiesta con amigos. Que quede claro que en ningún momento yo hago esto, porque la gente es muy cruel en redes y dice que yo estaba por allí por algo”.

Este es solo un testimonio de tantas y tantas personas que se encuentran completamente indignadas tras las imágenes que se han producido este fin de semana donde se puede apreciar que mucha gente todavía no ha aprendido nada.

Mejores Momentos

Programas Completos