Los empresarios del ocio nocturno defienden que si abren sus locales, "habrá menos botellones”

Foto: TELEMADRID |Vídeo: Telemadrid

Se amplía el horario de la hostelería en Madrid, pero siguen cerradas las discotecas de la región. Los empresarios del ocio nocturno defienden que “si abrimos nuestros locales habrá menos botellones”. Creen que, si abren sus locales, habrá menos botellones y fiestas en domicilios.

Los empresarios ya alertaron durante toda la semana pasada de la dificultad para controlar las concentraciones de personas, las fiestas ilegales o los botellones que se puedan hacer en la calle tras el fin del toque de queda si los locales de ocio nocturno continúan cerrados.

Botellones sin mascarillas, baños en fuentes..., así festejaron miles de jóvenes el fin del toque de queda en Madrid
Botellones sin mascarillas, baños en fuentes..., así festejaron miles de jóvenes el fin del toque de queda en Madrid
Botellones sin mascarillas, baños en fuentes..., así festejaron miles de jóvenes el fin del toque de queda en Madrid

Botellones sin mascarillas, baños en fuentes..., así festejaron miles de jóvenes el fin del toque de queda en Madrid

Desde este 9 de mayo los negocios pueden abrir hasta las 12 de la noche y sacar terrazas a la calle, pero sigue suspendida la actividad de las discotecas. Permanecen abiertos 900 de los 1.500 locales de ocio nocturno existentes en la región. Esperan recuperar su actividad totalmente a partir del próximo mes de junio.

Antonio Extremera, portavoz de Noche Madrid y propietario de varios locales de ocio nocturno, manifiesta a Buenos Días Madrid que “todas estas personas podrían estar más controladas. El ocio tiene que llevarse a cabo en entornos controlados, llevamos diciéndolo mucho tiempo, esto no debería haber ocurrido. Dentro de los locales nosotros controlamos que los clientes se atengan a las normas”.

Los locales de ocio son seguros

Sobre si es mejor que tengan terraza o no, Extremera dice que “tanto los locales que tienen terraza como los que no, si hay una normativa sanitaria, nosotros consideramos que los locales de ocio son seguros”.

No obstante, cuando estaban abiertos se producían también botellones porque muchos jóvenes no tienen para pagarse unas copas. Sobre ello Extremera señala que “si prolongamos los horarios de cierre y los hacemos escalonados, no todos a la misma hora, el problema es menor, y la Policía puede controlar más”.

Cree que con ello se evitaría lo ocurrido este pasado fin de semana: “En la Puerta del Sol hemos visto un espectáculo lamentable”. “El ocio no es caro –señala Extremera-, tomar una copa cuesta entre 8 o 10 euros, pero si nuestro ocio queremos que sea de calidad y los llevamos en un entorno controlado, con precios como de 20 a 30 euros incluso se cena. No es lo mismo trabajar en un local con aforo de 3.000 que puede ofrecer precios de 10 euros que en uno de 50 personas cuyo precio puede ser mayor”.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Coronavirus COVID-19