Los madrileños acuden a sus segundas residencias fuera de la Comunidad por primera vez tras nueve meses

Foto: TELEMADRID |Vídeo: Telemadrid

Con el fin de las restricciones a la movildidad, muchos madrileños han aprovechado para trasladarse a sus segundas residencias. Llevan meses sin visitar sus casas y ahora toca revisar las instalaciones y reencontrarse con amigos y vecinos. Los hosteleros están satisfechos por recuperar a sus viejos clientes.

Es el caso del pueblo de El Tiemblo y varias urbanizaciones cercanas a él, que son lugares que muchos madrileños han escogido para tener su segunda residencia. Casi todos ellos no han podido ver en qué estado se encontraban sus casas tras el paso de la tormenta Filomena si no era incumpliendo el cierre perimetral tanto de Castilla y León como de la Comunidad de Madrid.

Maribel y Eusebio han podido abrir su casa en El Tiemblo, cerrada desde hace meses. Dicen a Buenos Días Madrid que han venido a ver cómo está su casa nueve meses después. Han comprobado que está en buen estado porque “lo que más temíamos eran los destrozos que podía haber causado la nevada Filomena”.

Los cuidados de la casa

Por fortuna no ha habido ni grandes destrozos ni muchos desarreglos aparte de los hierbajos que hay en el jardín. “No ha pasado nada y más o menos está todo bien –dice Maribel- porque aquí cuando llueve todo se pone lleno de piedras y tierra que arrastra el agua”.

“Hay que quitar hierbas y eso –dice su marido- pero bueno eso es lo normal. También hay que recuperar las plantas que algunas se helaron”. Ahora cuidan del pequeño jardín

Ya en el primer día tras el fin del estado de alarma los hosteleros y comerciantes han notado mayor presencia y movimiento en la localidad y en sus establecimientos.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Madrileños