Vídeo: Telemadrid | Foto: ARCHIVO

El 66% de los madrileños prefieren limpiar la calle a pagar una multa

En los últimos años, orinar en la vía pública se ha convertido en una de las sanciones más comunes en la capital, que está penada con una multa de entre 100 y 700 euros.

Cada vez son más quienes prefieren hacer servicios para la comunidad en vez de hacer frente a la sanción económica. En concreto el 66% de los madrileños prefieren canjear la multa por tareas de limpieza.

Cambian los 750 euros de multa por miccionar en la calle por trabajos comunitarios
Cambian los 750 euros de multa por miccionar en la calle por trabajos comunitarios
Cambian los 750 euros de multa por miccionar en la calle por trabajos comunitarios

Cambian los 750 euros de multa por miccionar en la calle por trabajos comunitarios

A todos ellos se les ofrece trabajar cuatro horas por cada 100 euros de sanción. A este grupo se suman quienes hayan sido pillados sin recoger los excrementos de sus mascotas, pintando grafitis, tirando residuos a la vía pública, abandonando muebles, cambiando el aceite del coche en plena calle o reciclando de forma inadecuada.

Como alternativa a pagar las sanciones, los infractores barren las calles, vacían papeleras y quitan pegatinas o carteles. En los últimos 14 meses, lo han cumplido alrededor de 925 personas.

Mejores Momentos

Programas Completos