Vídeo: Telemadrid | Foto: @papagestante

Rubén, el primer padre embarazado de España: “siempre he deseado gestar a mi bebé”

Su nombre es Rubén, tiene 27 años y está embarazado. Apenas le quedan unas semanas para ser padre y cumplir uno de sus sueños de cuando era niño. Vive en Madrid y es el primer papá gestante de España: “Es la primera historia visible, conozco a otros compañeros que lo han hecho, pero que por diferentes cuestiones prefieren no ser visibles”, señala en Está Pasando.

Rubén ha querido compartir su historia con nosotros: “Soy una persona trans, y he tenido la posibilidad de acceder a estos servicios por la Seguridad Social”, cuenta. Es la primera persona transgénero en la Comunidad de Madrid que pudo congelar sus óvulos.

Un hecho que ahora le ha dado la oportunidad de ser padre, algo que siempre ha tenido en mente: “Siempre he sentido el deseo de gestar a mi bebé”. Gracias a la inseminación artificial ha podido cumplir su deseo.

España lidera el "turismo de fertilidad"
España lidera el "turismo de fertilidad"
España lidera el "turismo de fertilidad"

España lidera el "turismo de fertilidad"

Sin embargo, asegura que el proceso no ha sido nada fácil: “He crecido con referentes y mensajes que me han dicho que, si quería tener un bebé, tenía que ser mujer”, añade.

Con el tiempo, Rubén descubrió que él mismo podía tener un niño: “Cuando encontré mi identidad, cuidé mucho el tema de preservar mi fertilidad porque cuando comienzas un proceso hormonal, lo primero que te dicen es que estos tratamientos producen esterilidad”, comenta.

Así que, teniendo la paternidad siempre presente en un futuro, Rubén decidió congelar sus óvulos antes de comenzar cualquier tratamiento de testosterona. No se ha operado de mastectomía porque quiere vivir la experiencia de la lactancia.

Una historia sin precedentes

Rubén es la primera persona que accedió al área de reproducción asistida por la Seguridad Social y asegura que el proceso ha sido muy complicado porque “al principio me encontré muchas puertas cerradas”.

Como no había precedentes, nadie sabía que tenían que hacer con él: “Cuando accedí al área de reproducción asistida, mi caso tuvo que pasar por un comité de ética del hospital para que me dijeran si yo podía acceder o no”, cuenta.

No hay ninguna persona registrada en masculino que haya accedido por la seguridad social a estos recursos, por eso Rubén estuvo esperando cerca de cinco meses hasta que aceptaron su deseo.

Mejores Momentos

Programas Completos