Los vigilantes de piscinas de Madrid reclaman presencia policial y multas contra los vándalos

Con la temporada de piscinas de verano ya en marcha en Madrid, los vigilantes de seguridad piden mayor presencia policial y multas más elevadas en casos de actos vandálicos. El primero de este año tuvo lugar hace 10 dias en la piscina municipal del centro deportivo de Moratalaz. Una pelea multitudinaria en la que fueron detenidos tres menores y cinco agentes resultaron heridos.

Tres menores detenidos y varios agentes heridos leves en una pelea multitudinaria en Moratalaz
Tres menores detenidos y varios agentes heridos leves en una pelea multitudinaria en Moratalaz
Tres menores detenidos y varios agentes heridos leves en una pelea multitudinaria en Moratalaz

Tres menores detenidos y varios agentes heridos leves en una pelea multitudinaria en Moratalaz

Esta situación de inseguridad viene repitiéndose año tras año y se acrecienta sobre todo en el turno nocturno de los vigilantes, cuando los infractores saltan a las piscinas municipales para hacer botellón o cualquier chiquillada: "Es ahí donde tenemos el mayor problema porque en ese turno de vigilancia solo hay una persona", cuenta a Buenos Días de Onda Madrid Hectór Castaño, coordinador de comunicación y relaciones institucionales del Sindicato de Trabajadores de Seguridad y Servicios.

Esta gente, además de diversión, ya va con ganas de enfrentarse al vigilante de seguridad

Los trabajadores de seguridad proponen aumentar los efectivos de seguridad en cada una de las piscinas públicas y que los cuerpos policiales se pasasen durante sus patrullas por dichas instalaciones de manera habitual al menos durante unos pocos minutos.

Vigilantes de piscinas de Madrid denuncian amenazas y agresiones
Vigilantes de piscinas de Madrid denuncian amenazas y agresiones
Vigilantes de piscinas de Madrid denuncian amenazas y agresiones

Vigilantes de piscinas de Madrid denuncian amenazas y agresiones

Son soluciones que ayuden a evitar cada temporada situaciones de violencia hacia los guardas: "Las agresiones físicas importantes a vigilantes, como la que un trabajador sufrió hace dos años en Vallecas tras recibir una paliza de un grupo de jóvenes, rondan los tres casos al año que puede parecer poco pero no lo es", asegura el portavoz.

Mejores Momentos

Programas Completos