Adolfo Pacheco Sánchez, alcalde de Villaconejos: “No soy persona de echar un paso atrás nunca”

  • Ely del Valle le ha entrevistado en la sección ‘los alcaldes también son humanos’ de ‘Buenos Días, Madrid’

Adolfo Pacheco Sánchez es ‘conejero’ de toda la vida: “Nací en la cama de mi madre”, en Villaconejos y “nunca he vivido en otro lado salvo durante el servicio militar”, que lo hizo en Bilbao

Es el actual alcalde del municipio de Villaconejos y este viernes ha visitado el estudio de Onda Madrid, en la sección ‘los alcaldes también son humanos’, un espacio del programa ‘Buenos Días, Madrid’ que busca conocer bien a la persona tras el cargo de alcalde, de los municipios de la Comunidad de Madrid. Este viernes ha sido el turno del Alcalde Villaconejos.

Adolfo Pacheco ha charlado con Ely del Valle sobre sus gustos, sus costumbres, su vida siempre ligada a Villaconejos y a la familia, con su padre, su mujer (también “conejera de toda la vida”) y sus hijos.

“Siempre he sido una persona muy inquieta”

Es el alcalde que más tiempo ha estado en el cargo en el municipio; va ya por su tercera legislatura con el Partido Popular. Antes de dedicarse a la política trabajaba en la industria cárnica en un negocio familiar y ha tenido dos tiendas de vehículos de ocasión y una empresa de gestión de préstamos y activos bancarios. “Siempre he sido una persona muy inquieta”, reconoce.

Nunca se había planteado entrar en política “pero llegó un momento en que cuadró, vino una persona a plantearlo y no sé si me lo pensé bien o me lo pensé mal pero le dije que sí”. Después, nunca se ha arrepentido: “No soy persona de echar un paso atrás nunca”, aunque tardó en contar su decisión a la familia porque no eran nada políticos: “A mi mujer se lo tuve que ocultar tres meses”, confiesa, “pero después tuve su apoyo total”.

Cuenta que cuando llegó a la Alcaldía heredó un Ayuntamiento con una deuda muy grande, así que “todo el esfuerzo que se ha podido acometer estos diez años ha sido sobre todo en sanear las deudas; ya hemos conseguido quitar la deuda de los bancos y regularizado la deuda con los proveedores”.

“soy muy 'cocinillas', se me da bien la cocina desde muy jovencito”

Como buen ‘conejero’ ha hablado con Ely del Valle sobre los famosos melones de Villaconejos: “El motivo de que sean tan buenos es por el conocimiento que adquirieron durante años los meloneros”. En Villaconejos, explica, hay ‘meloneros’ y agricultores: unos se dedican sólo a los melones y los otros trabajan también otros cultivos.

Villaconejos produce diferentes variedades de melón, como el ‘melón de sapo’, aunque “el que más fama tiene es el melón mochuelo”. Pacheco no tiene huerta, en su jardín hay sólo arbustos ornamentales y flores: “De las flores se encarga mi mujer”. Lo que sí comparte con ella es la cocina: “Soy muy ‘cocinillas”, explica , “se me da bien la cocina desde muy jovencito”. ¿Su plato estrella?, “Muchos”, responde, “la paella, la tortilla, el guiso tradicional conejero, …”

“Mi padre manda mucho, mi mujer manda mucho y mis concejales mandan mucho”

Cuenta Pacheco que es muy casero: “Los fines de semana los pasamos en casa” y muy familiar: “Mi padre manda mucho, mi mujer manda mucho y mis concejales mandan mucho”.

También confiesa ser muy supersticioso y haber probado muchas dietas para adelgazar. Le gustan mucho los toros y si pudiera reencarnarse en un animal lo haría en un toro de lidia: “Intento entender bien la Fiesta […] las condiciones de ese animal son extraordinarias, es algo bello, bonito”.

El alcalde de Villaconejos ha desvelado muchos aspectos de su vida, incluso, la razón de su barba: “En el 2015 me dejé barba, yo he sido siempre de afeitarme un par de veces a la semana como mucho y un día probé, no me vi mal y ya me la dejé”.

Mejores Momentos

Programas Completos