La madre que secuestró a su hijo presentó una denuncia falsa contra el padre y la perdió

La madre que secuestró a su hijo presentó una denuncia falsa contra el padre y la perdió

María Sevilla, la madre que secuestró a su propio hijo confinándolo en una habitación en una finca de Villar de Cañas, le enseñaba versículos de la Biblia y hasta sumas y restas en los cristales, pero lo tenía sin escolarizar y, al parecer, en condiciones infrahumanas.

El padre del niño secuestrado por su propia madre ha contado a Telemadrid que llevaba dos años sin ver a su hijo y que el niño está bien, aunque no ha querido contarle lo que ha vivido.

"Ella quería apartarme de la vida de mi hijo"

Lo contrario a lo que predicaba

Maria Sevilla se presentaba en el Congreso porque tenía los contactos políticos para ello en Podemos. Visitó también la Asamblea de Madrid y siempre para defender a los menores que habían sufrido abusos de sus padres.

Pero ella misma se había inventado una denuncia falsa contra su expareja por abusar de su hijo. Y perdió el juicio, así que la custodia quedó en manos del padre.

Aprovechando un encuentro con el niño decidió llevárselo por las bravas. En septiembre del año pasado se fugó con su actual pareja y otra niña que tienen en común. Se escondieron en esta finca de Villar de Cañas. Los niños se pasaban el día encerrados. En una habitación les daban lecciones de matemáticas y religión. Sólo salían unos minutos al atardecer.

Después de seguir al hombre y con el uso de drones la Policía localizó a los niños. El viernes pasado entraron a por ellos y el padre, Rafael, ya tiene a su hijo.

Maria está en libertad con cargos, investigada por un presunto delito de sustracción de menores.