Protestas en Alcalá de Henares contra los cursos sobre homosexualidad del Obispado

Protestas en Alcalá de Henares contra los cursos sobre homosexualidad del Obispado

La Comunidad de Madrid investigará los cursos que imparte un centro de orientación vinculado al Obispado de Alcalá y donde se habla de homosexualidad, supuestamente, para "curarla", y aplicará la sanción que corresponda. Varias denuncias se han sucedido a lo largo de este martes según se ha conocido la noticia, adelantada por eldiario.es. Tampoco han faltado las reacciones políticas.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el vicepresidente regional, Pedro Rollán, ha desgranado que durante dicha reunión la consejera de Políticas Sociales y Familia, Lola Moreno ha informado al Ejecutivo de que se han interpuesto dos denuncias a lo largo de la mañana, una de Arcópoli y otra del diputado de Podemos Eduardo Rubiño.

"Independientemente de que sea una clínica particular o de cualquier otra índole, lógicamente lo que se hará es efectuar una investigación y si como resultado se determina que se ha incurrido en algún tipo de incumplimiento en base a la legislación LGTBI se aplicará la sanción", ha señalado, aunque ha hecho hincapié en que no hay que adelantarse. Rollán ha insistido en que se investigará, se verificará y si se determina, no por parte de los políticos, sino por parte de los técnicos si se ha cometido cualquier tipo de actividad que estuviera al margen de la ley y en este caso, se aplicará la misma. De ser así, además, según ha dicho, se "incoará expediente".

En la propia Alcalá de Henares, su alcalde, Javier Rodríguez Palacios, ha remitido una carta al presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, en la que solicita al Gobierno regional que "vigile el contenido" de los "cursos ilegales y clandestinos para 'curar' la homosexualidad". En un comunicado, el Ayuntamiento de Alcalá informa de que, al ser la Comunidad de Madrid "la Administración competente en materia educativa", le ha solicitado que "vigile el contenido de este tipo de cursos, así como el cumplimiento en los mismos de las leyes y normativas vigentes, el respeto a los Derechos Humanos, y a la libertad sexual".

Miembros y colectivos LGTBi han convocado para este martes por la tarde una concentración y una 'besada' frente a las puertas de la catedral de Alcalá de Henares en rechazo por estos cursos. Bajo el lema 'Amar no tiene cura; el odio sí, la diversidad', personas LGTBi han difundido en redes sociales esta acción reivindicativa.

Podemos, Más Madrid, Facua y Arcópoli ya han presentado denuncias para que se investiguen estos cursos.

Reacciones políticas

Los políticos madrileños han comentado este hecho, con varias críticas, aunque también con cautela a la hora de valorarlo.

Por ejemplo, la diputada del PSOE en la Asamblea de Madrid Carla Antonelli ha criticado estos cursos, que tienen la "pretensión absurda" de ahondar en la LGTBIfobia. "Es una continuación reiterada en la LGTBIfobia y, además, en su pretensión absurda de 'curar la homosexualidad y la transexualidad'. Esto es un delito y una falta muy grave en la Ley contra la LGTBIfobia con más de 45.000 euros de multa y otras sanciones administrativas que se pueden interponer", ha sostenido.

Mientras, el candidato de Ciudadanos a la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha tildado de "despropósito" que el Obispado de Alcalá imparta cursos con presuntas terapias ilegales para curar la homosexualidad y ha señalado que la Iglesia "debería evolucionar".

La candidata a la presidencia de la Comunidad, Isabel Diaz Ayuso, ha puntualizado la necesidad de "ver si esta información es verídica", aunque ha dejado claro que "evidentemente, no lo comparte".