Juicio por una agresión sexual y física a 5 ancianas en una residencia

Juicio por una agresión sexual y física a 5 ancianas en una residencia

Arranca el juicio de un celador geriátrico en Barcelona acusado de agredir sexualmente a 5 ancianas, que tenían entre 60 y 104 años, en una residencia Ítaca de Arenys de Mar la noche de Navidad de 2015. En la sesión se han incluido los testimonios de los ancianos, trabajadores y médicos del centro, quienes han confirmado las agresiones, no sólo sexuales. Una de las víctimas falleció 6 días después de la agresión. La fiscalía pide 79 años de prisión al acusado.

Ha sido acusado de cuatro delitos de lesiones leves, cinco delitos de agresiones sexuales y un delito de homicidio cometido por imprudencia grave, al entender que la anciana murió seis días después de los hechos por la conmoción que le provocó la agresión.

El acusado, que no contaba con la formación necesaria para ser cuidador, ha tachado de "barbaridad" las acusaciones y ha reiterado que "no le entra en la cabeza" que pudiera hacer algo así. Declara que antes de entrar a trabajar al geriátrico, estuvo en dos bares diferentes con grupos de amigos bebiendo alcohol y consumiendo una sustancia que él creía que era cocaína, por lo que según él no recuerda “nada”. "No soy consciente de nada, mi siguiente recuerdo es despertarme en casa de mis padres a las 13 horas del día siguiente", ha dicho.

"No soy consciente de nada, mi siguiente recuerdo es despertarme en casa de mis padres a las 13 horas del día siguiente"

El juicio continuará a lo largo de las próximas dos semanas en la sección número 3 de la Audiencia de Barcelona con los testimonios de otros trabajadores del centro, familiares y personas relacionadas con la causa.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Agresión sexual