Los jubilados son más felices que los adultos que trabajan

Los jubilados son más felices que los adultos que trabajan

Ni altos ejecutivos ni empleados con alto nivel adquisitivo. Un estudio ha demostrado que los jubilados son más felices que los adultos que trabajan. El estudio, llevado a cabo por investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid, ha analizado los hábitos de vida de más de 20.000 personas.

La clave de su felicidad: el tiempo

El estudio, liderado por el investigador Darío Moreno, ha intentado dar con las personas más felices a partir de los cincuenta. ¿Quiénes disfrutan más? ¿Aquellos que siguen trabajando o los que se han jubilado?

La conclusión no podría ser más clarividente: los más felices son los jubilados y la razón es que disponen de más tiempo para dedicarse a las actividades que más les enriquecen. Precisamente el disponer de tiempo es lo que hace a los jubilados las personas más felices.

El estudio ha demostrado que los jubilados son más felices que los mayores que trabajan

La psicóloga Elvira Lara, de la Universidad Autónoma de Madrid, explica que "cuando el tiempo se percibe como limitado, las personas se dirigen a objetivos que están enfocados en el presente y no tanto en el futuro. Además se busca la calidad antes que la cantidad".

Lo importante para los más mayores es mantenerse activos y seguir viviendo experiencias. El estudio determina que los jubilados más felices son aquellos que manifiestan un mayor número de situaciones agradables. Lo que sí tienen claro todos es que es el momento de descansar, pero no de estar parados.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Jubilación