Entramos en las entrañas del taller de Bicimad

Entramos en las entrañas del taller de Bicimad

Entre 80 y 140 bicicletas de Bicimad son reparadas cada día o sometidas a tareas de mantenimiento. Es un trabajo meticuloso que realiza un equipo de expertos en el centro de operaciones de Fuencarral.

Ese es el lugar donde se reparan esas 2200 bicicletas que cada día recorren las calles de Madrid. Allí hay 16 mecánicos que se encargan cada día de comprobar que estos medios de transporte estén perfectos. La avería más habitual es el pinchazo y la que más dolores de cabeza les produce son las averías eléctricas.

Recomiendan que si tenemos una avería lo informemos a través del 010 y le demos la vuelta al sillín, como un código de ciclistas, para indicar que esa bici tiene problemas y que necesita ser reparada.

Los mecánicos de Bicimad

Cada día pasan entre sus manos entre 80 y 140 bicicletas, y afirman que “se ve vandalismo, pero en la mayoría de los casos es desgaste y pinchazos”. Para facilitar su trabajo y el de los demás ciclistas recomiendan girar el sillín, para que funcione como un código entre los usuarios para que no las utilicen, y que además les sirve a ellos para recoger la bicicleta y arreglarla.

El auge del transporte verde

Este 2019 ya han acumulado un 15% más de usuarios que el 2018, que fue el año que mejores resultados había tenido el sistema. Por ello, a final del verano se aumentaran las bicicletas llegando a 2500 debido a la gran recepción de todos los usuarios que, cada día, escogen medios más ecológicos.