Un incendio arrasa la sierra alicantina

Un incendio arrasa la sierra alicantina

El incendio forestal de pinar con más de 80 desalojados en Beneixama (Alicante) ya no presenta llamas en ningún punto de las 900 hectáreas afectadas y las labores se centran ahora en refrescar el terreno.

El director técnico del puesto de mando avanzado, Antonio Córdoba, que es suboficial del Consorcio Provincial de Bomberos de la Diputación de Alicante, ha relatado que las tareas siguen evolucionando positivamente. Los efectivos tratan de asegurar el perímetro y de refrescar la zona del incendio declarado este lunes en torno a las 14.00 horas en una zona de difícil acceso conocida como La Losana.

Córdoba ha confirmado que, aparte de los estragos en la masa forestal y cultivos, no ha habido daños personales ni se han visto afectadas infraestructuras relevantes, a excepción de una antigua torre vigía de madera y una zona de colmenas de abeja.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha visitado este martes el puesto de mando avanzado instalado en Beneixama, donde ha anunciado que el fuego había sido estabilizado. Allí ha agradecido "el esfuerzo de todos los profesionales que han conseguido controlar el incendio con rapidez" y ha destacado que "una vez más la coordinación entre todos los operativos ha conseguido dar una respuesta adecuada", según un mensaje en su cuenta de la red social Twitter.

Además de once medios aéreos entre aviones y helicópteros, 120 soldados de la Unidad Militar de Emergencias (UME) operan en la zona junto a ocho unidades de los bomberos forestales de la Generalitat, siete autobombas, dos técnicos forestales, dos capataces, 18 dotaciones de los bomberos de la Diputación de Alicante y también de Valencia, y numerosas brigadas.

El delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Fulgencio, ha desvelado que se baraja de "forma seria" la hipótesis de que el fuego haya podido ser intencionado.

Por su parte, el sindicato La Unió de Llauradors ha defendido en un comunicado que los cultivos de almendro y olivo han actuado de cortafuegos en este incendio, y ha señalado que el 10 por ciento de las 900 hectáreas arrasadas por las llamas han sido terrenos cultivados mientras que el resto es pinar y matorral.

"Se debe potenciar la agricultura y el pastoreo en nuestras zonas de interior para prevenir los incendios"

"Lo que sí podemos decir ya dentro de la desgracia es que queda claro que una vez más los campos cultivados y en buen estado han actuado de cortafuegos y evitado así males mayores, por lo que se debe potenciar la agricultura y el pastoreo en nuestras zonas de interior para prevenir los incendios", en palabras del secretario comarcal de La Unió en l'Alcoià-Alto Vinalopó, Paco Vañó.

De momento, los únicos daños que ha sufrido el pueblo de Beneixama son forestales, ya que ninguna persona ha resultado herida por el gigantesco incendio.