Nomofobia, el miedo a estar desconectado

Nomofobia, el miedo a estar desconectado

Casi ocho de cada diez españoles padecen nomofobia o miedo irracional a estar desconectados, según datos del Instituto Psicológico Desconecta y el 53% de usuarios de smartphones sufren ansiedad al perder su dispositivo o quedarse sin batería, según datos del Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad recogidos por IMF Business School.

A través de un comunicado, este organismo analizó algunas de las “claves” que caracterizan a una persona nomofóbica y alertó sobre el ‘ningufoneo’ o ‘phubbing’, ya que sufrir esa fobia puede llegar a afectar incluso a las relaciones personales.

Junto a ello, denunció que uno de cada tres usuarios cree que su pareja dedica más tiempo a su móvil que a la relación, según el estudio 'Three’s Company: Lovers, Friends and Devices', de McAfee.

Por otra parte, subrayó que un tercio de españoles utiliza su móvil en el baño según un informe elaborado por The App Date. También pueden experimentar otros síntomas como dolores de cabeza o estómago y pensamientos obsesivos, así como taquicardias o ataques de pánico.

Para IMF School, este “estado constante de conexión digital” les lleva a seguir patrones como la necesidad de consultar continuamente el móvil, ponerse nervioso cuando alguien tarda en responder los mensajes o creer que el móvil vibra cuando no lo hace, situación conocida como la “llamada fantasma”.

“Lo fundamental es buscar ayuda médica en psicólogos si la adicción llega a afectar el rendimiento en el trabajo o en los estudios”, puntualizó, al tiempo que consideró “importante” fijar horarios y rutinas como acostumbrarse a no responder llamadas y mensajes inmediatamente y desconectar el móvil en comidas, reuniones con amigos y horarios poco apropiados.