Vecinos de San Martín de la Vega denuncian una plaga de palomas

Vecinos de San Martín de la Vega denuncian una plaga de palomas

Muchos vecinos denuncian una plaga de palomas en San Martín de la Vega, que les están provocando problemas de insalubridad en los barrios y en los balcones.

A pesar de ello, el Ayuntamiento tiene que estudiar aún si se trata de una plaga y no ofrece los permisos para acabar con la multitud de palomas que están acabando con la paciencia de los vecinos.

Una de las soluciones sería volar un águila para ahuyentarlas, como ya se hizo hace 5 años. Los vecinos están dispuestos a ello, pero para eso necesitan un permiso que no les terminan de conceder. Además, aseguran que no hay nadie que dé de comer a las palomas y un así no hay forma de que se vayan.

Vuelan en bandadas y anidan en cualquier sitio, por eso los vecinos están hartos de la suciedad, de los ruidos y de las enfermedades que les puedan contagiar. Nos cuenta un vecino que “cuando las palomas anidan una vez y les va bien ellas vuelven otra vez”, y ese es el problema por el que, nos aseguran “tenemos bandadas de palomas que crean una suciedad perimetral que se puede considerar una plaga”.

"El Ayuntamiento asegura que tendrán una reunión en Septiembre para estudiar el caso"

Es un problema, dicen los vecinos, por el ruido, la suciedad y el riesgo de infecciones. Entre los diversos problemas, uno es el de tender, como nos cuenta otra vecina que afirma que “la ropa la recoges y la tienes que volver a lavar porque está llena de suciedad”, y no solo eso, el ruido también puede resultarles insoportable, ya que “por las mañanas es un sonido de las palomas constante y no se asustan de nada”.

Hace casi 50 años Félix Rodríguez de la Fuente aplicó sus conocimientos de cetrería en barajas para impedir que las aves pusieran en peligro las maniobras de los aviones. Al igual que él, Tino, un vecino de San Martín de la Vega, volaba su águila para ahuyentar a las palomas de San Martin de la Vega. Nos cuenta cuando las palomas ven al águila “sienten respeto y se van, no las atacan pero las espantan”, afirma también que en el pasado, donde se repitió la situación, “yo he estado volando el águila en estos edificios y conseguimos echarlas, pero se dejó de hacer y por eso han vuelto”.

De momento no tienen los permisos para hacer volar el águila o tomar otras medidas, mientas que el Ayuntamiento asegura que tendrán una reunión en Septiembre para estudiar el caso y, si lo ven necesario, echar a una parte de las palomas.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de San Martín de la Vega