Sánchez admite su error sobre la Fiscalía y garantiza su autonomía

Sánchez admite su error sobre la Fiscalía y garantiza su autonomía

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha admitido este jueves su error por decir ayer que la Fiscalía depende del Gobierno y ha garantizado la autonomía del Ministerio Fiscal. En una entrevista en la Sexta, Sánchez ha reconocido que no fue "preciso" ayer en sus palabras en RNE, pero ha insistido en que en todos los meses que lleva en el Gobierno ha demostrado su respeto a la autonomía del Ministerio Fiscal y del Poder Judicial.

Sánchez ha achacado también a la intensidad de la campaña su equivocación: "Son muchas entrevistas, muchas horas frente a un micrófono, frente a una pantalla", ha dicho. Y ha insistido, en cualquier caso, en que "el nombramiento de la Fiscalía depende del Gobierno pero es autónoma", además de subrayar que la labor del Ejecutivo es "ayudar" a la Fiscalía y al Poder Judicial para que la extradición de Carles Puigdemont sea posible cuanto antes.

Tras las críticas recibidas por sus declaraciones, Pedro Sánchez ha dejado claro que la Fiscalía cuenta con su "confianza" y ha insistido en que él solo pretendía mostrar la "disposición" del Ejecutivo para que los independentistas huidos "no estén por encima" de la Justicia.

Respecto a la rotundidad con la que se comprometió a traer a Puigdemont a España en el debate electoral del lunes, ha explicado que recurrió a "expresiones" que se utilizan en este tipo de debates pero lo que quería destacar en todo caso es el "compromiso" del Gobierno para que la Justicia española y sus sentencias "se cumplan". Porque, ha reiterado, la "responsabilidad" del Gobierno es "ayudar" a la Fiscalía y al Poder Judicial cuando hay unos líderes independentistas, ha recordado, que ya han sido juzgados y están cumpliendo sentencia mientras otros "no lo están haciendo", como es el caso de Puigdemont.

Respecto al caso de Clara Ponsatí, exconsejera catalana también reclamada por España, ha apuntado que no fue la justicia del Reino Unido la que calificó de "desproporcionada" la euroorden cursada para su entrega, sino una institución vinculada al Ministerio del Interior, y en todo caso ha remarcado que el Gobierno británico ha pedido disculpas por emplear este argumento. De hecho, ha apostillado, el Reino Unido ha pedido a España "más información" a España para conocer "al cien por cien" todo el contenido de la euroorden, algo que también hizo la Justicia belga respecto a Puigdemont.