Torra desmiente su relación con los CDR y pide aclaraciones sobre los interrogatorios

Torra desmiente su relación con los CDR y pide aclaraciones sobre los interrogatorios

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha desmentido este jueves las informaciones que apuntan a su presunta relación con los miembros de los CDR detenidos y ha pedido "aclarar bajo qué condiciones" fueron interrogadas las personas que declararon tras su detención por este caso.

F.J., uno de los CDR en prisión acusados de preparar actos de sabotaje, declaró ante el juez de la Audiencia Nacional que el grupo en el que estaba integrado planeaba encerrarse en el Parlament al menos cinco días, en los que el president "iba a declarar la independencia".

"Ante las informaciones publicadas estas últimas horas a raíz de la apertura del secreto de sumario de la Operación Judas, instruida por la Audiencia Nacional española, el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, las desmiente y no les da ningún tipo de credibilidad. Asimismo, afirma no haber tenido ninguna relación con los detenidos", señala en un comunicado la Oficina del President.

En el comunicado, además, Torra "pide que se aclare bajo qué condiciones se han producido las declaraciones de los detenidos de este caso y exige que se preserve su derecho de defensa".

F.J. es uno de los dos únicos CDR en prisión que aceptó declarar ante la Guardia Civil y después a la Fiscalía en su comparecencia ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, que lo ha enviado a prisión junto a otros siete detenidos acusado de un delito de terrorismo por planificar sabotajes con explosivos. Durante el interrogatorio, en el que el acusado declara asistido por una abogada de oficio -desmarcándose del equipo de letrados independentistas Alerta Solidària-, F.J. asegura que el plan de ocupar el Parlament "venía de Presidencia" y que lo iban a financiar los del "CNI catalán". "Me dijeron que no me preocupara porque dinero hay", añadió el acusado. "Lo que yo entendí es que Torra estaba de acuerdo en ocupar el Parlament de manera pacífica, que les dejarían entrar y se encerrarían allí todos", detalla el CDR detenido, que insiste en que finalmente desistió de participar en el proyecto.

"No sé cuánto hay en eso de autofiguración épica", afirma Josep Borrell

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha emplazado al presidente catalán, Quim Torra, a aclarar en el Parlament la "veracidad" de sus supuestos vínculos con los miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) detenidos por la Guardia Civil que planeaban asaltar la Cámara legislativa catalana con él dentro.

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación en funciones, Josep Borrell, se mostraba escéptico este jueves en la COPE: "No sé cuánto hay en eso de autofiguración épica, cuando viven en momentos de excitación emocional".

Por su parte, la cabeza de lista del PP al Congreso por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, ha pedido que la Fiscalía impute al presidente de la Generalitat.

El candidato de Cs a la Presidencia del Gobierno, Albert Rivera, ha dicho que tanto él como Inés Arrimadas o Lorena Roldán, dirigentes de su partido, ya habían advertido de que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, era "el jefe de los comandos separatistas (CDR)" y casi les matan por decirlo. "Casi nos matan por decirlo. Lo veníamos advirtiendo hace mucho tiempo y decían que no, y ahí están las pruebas", ha asegurado Rivera en un desayuno informativo tras hacerse público el sumario de la operación. Rivera, ha pedido este jueves al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que tenga "coraje", aplique la Constitución y "cese" al presidente de la Generalitat, Quim Torra.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, en una entrevista en la Cadena Cope, ha subrayado que los CDR constituyen "un gran peligro para España", pero a su juicio, esto es aún más grave cuando "el capo" de los CDR es el propio presidente de la Generalitat, Quim Torra, quien cree que debe ser detenido inmediatamente. Abascal ha reconocido en este punto su sorpresa por el hecho de que el Gobierno no recurra a instrumentos a su alcance como la Abogacía del Estado para detener a Torra y sin embargo el presidente en funciones, Pedro Sánchez, hable de un presunto control de la Fiscalía.