Retransmitió la masacre de Nueva Zelanda en directo

Retransmitió la masacre de Nueva Zelanda en directo

Entra en una mezquita y empieza a disparar a bocajarro. Y todo lo retransmite en directo a través de Facebook.

Lo graba uno de los 3 presuntos terroristas de ultradereha detenidos en Nueva Zelanda por la masacre que a ésta hora se ha cobrado la vida de 49 personas y ha dejado heridas a otras 50.

El terror golpeaba nueva Zelanda, en la otra punta del planeta. Dos atentados en la ciudad de Christchurch.

Ataque a dos mezquitas situadas a tan sólo 5 kilómetros de distancia durante el rezo del viernes.

Los testigos hablan de cómo un hombre armado, de negro, casco y chaqueta militar entró en una de las mezquitas y comenzó a asesinar de forma indiscriminadamente a los feligreses. Según la policía se trata de un ataque bien planeado.

Cuatro detenidos, tres hombres y una mujer

Hay 4 detenidos, tres hombres y una mujer. Entre ellos no parece estar él o los asaltantes. El hombre que grabó ha sido identificado y le describen como un terrorista radical, violento y de ultraderecha.

La retransmisión por Facebook dura 17 minutos pero se hace eterna. Escuchando música tirolesa y marchas militares Brenton Terrant conduce rumbo a la mezquita.

Al llegar abre el maletero y elige uno de los fusiles de asalto. Enfila hasta el edificio y comienza a disparar, casi sin pausa.

Cuando se queda sin balas vuelve al coche coge otro arma y de vuelta a la mezquita. No les enseñaremos el vídeo completo, es demasiado duro. Pero en el interior de la mezquita deja decenas de cadáveres.

En su huida sigue disparando a viandantes. Se ríe de la policía hasta que se oye una sirena. El vídeo se corta antes de que le detengan.

Previamente el terrorista había compartido en Twitter fotos de sus armas. Todas cubiertas con referencias a personajes históricos que en la Edad Media lucharon contra tropas musulmanas, entre ellas Don Pelayo, y de asesinos de ultraderecha como Josué Estébanez condenado por matar a Carlos Palomino en 2007.

También colgó e en la red un manifiesto en el que justifica el atentado. Asegura haber recibido la bendición de Ander Breivik el terrorista noruego que asesinó a 69 adolescentes en Utoya hace ocho años.

El texto es una diatriba delirante, más de 70 páginas de apología racista e islamofoba donde se declara fascista y asegura que en recibirá el premio Nobel de la Paz por el atentado en 30 años.