Decenas de muertos en un ataque contra dos mezquitas en Nueva Zelanda

Una de las víctimas del atentado en Nueva Zelanda
Una de las víctimas del atentado en Nueva Zelanda

Las autoridades de Nueva Zelanda han elevado el nivel de alerta al máximo tras el ataque en dos mezquitas en el que han muerto al menos 49 personas y otras 20 han resultado heridas. Ha ocurrido en Christchurch.

Las fuerzas de seguridad han ordenado el cierre de todas las mezquitas del país por seguridad, mientras que todos los colegios y edificios públicos de Chrischurch, en la Isla Sur, también se encuentran clausurados.

"Esto solo puede ser descrito como un ataque terrorista", afirmó la primera ministra, Jacinta Ardern, en una comparecencia retransmitida en directo desde Wellington, en la Isla Norte.

Ardern informó de que cuatro personas fueron detenidas y tres permanecen bajo custodia policial, incluido un sospechoso nacido en Australia.

Acusan de asesinato a uno de los detenidos

La Policía de Nueva Zelanda presentó cargos de asesinato contra uno de los detenidos tras el atentado.

El comisionado de la Policía, Mike Bush, dijo en rueda de prensa que el acusado es un hombre de cerca de 30 años que pasará este sábado a disposición judicial.

De los otros tres detenidos, Bush indicó que dos de ellos estaban en posesión de armas y se investiga su implicación en el suceso, mientras que la cuarta persona no tenía ninguna relación con el caso y ha sido puesta en libertad.

"Extrema violencia" de un ataque sin "precedentes"

Los asaltantes causaron 30 fallecidos en la mezquita de Al Noor y otros 19 muertos en el Centro Islámico Linwood en un ataque dirigido contra inmigrantes y musulmanes, según la Policía.

La mandataria neozelandesa calificó el ataque de "extrema ideología y extrema violencia" y señaló que no tiene "precedentes" en Nueva Zelanda, un país que describió como diverso y abierto.

Ardern afirmó que los cuatro detenidos, que están siendo interrogados por la policía, no estaban fichados y se encontraban "fuera del radar" de los servicios de inteligencia.

Los agentes encontraron artefactos explosivos en los vehículos y uno de los asaltantes fue identificado como Brenton Tarrant, un australiano originario del estado de Nueva Gales del Sur, según indicó una fuente policial australiana a la televisión TVNZ.

Uno de los tiroteos fue retransmitido en directo

Los ataques se produjeron a primera hora de la tarde en las dos mezquitas situadas en el centro de Christchurch, la mayor ciudad de la Isla Sur del país.

Uno de los tiroteos fue retransmitido en directo a través de las redes sociales por uno de los asaltantes, que aparece con ropa militar dentro del centro de culto disparando a bocajarro a varias personas con un arma automática de la que cambió el cargador al menos dos veces.

En las redes sociales también circula un manifiesto de los asaltantes que incluiría calificativos peyorativos contra los musulmanes. "Es claramente un supremacista blanco el que ha planeado esto durante dos años", dijo un analista en seguridad a la emisora Radio New Zeland.