Rechazo unánime a la propuesta de Vox de permitir armas para defensa personal

Rechazo unánime a la propuesta de Vox de permitir armas para defensa personal

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha abogado por un "cambio radical urgente" en la ley sobre tenencia de armas para que los españoles sin antecedentes y en pleno uso de sus facultades mentales puedan disponer de un arma en su casa y usarla en situaciones de amenaza real para su vida.

En una entrevista en la web armas.es, Abascal argumenta que las leyes tratan a los delincuentes como víctimas y a los ciudadanos honrados como delincuentes y subraya que hay que ampliar el concepto de legítima defensa. "Por supuesto que apoyamos el derecho a la autodefensa de los españoles de bien, faltaría más", afirma el líder de Vox, que insiste en que "los españoles honrados tienen todo el derecho a defenderse".

Abascal, que tiene licencia de armas del tipo B para armas cortas, que autoriza a llevar encima pistolas o revólveres, reclama un reforma de la legislación para que los ciudadanos puedan disponer de un arma en su casa y usarla "sin tener que enfrentarse a un infierno judicial, a penas de cárcel o incluso a indemnizaciones a los familiares de los delincuentes que les asaltaron".

Iglesias defendió en 2012 el derecho de la ciudadanía americana a portar armas

La propuesta de Abascal no es nueva. El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, reivindicó en el programa de televisión La Tuerka en noviembre de 2012 el derecho de los ciudadanos "a llevar armas", encajando esa afirmación en el caso de EEUU donde es legal, y apostilló que ese derecho fue "una de las bases de la democracia".

En su monólogo habitual en el programa, Iglesias, que en ningún momento hacía una alusión a que desee que se pueda disponer de armas por la ciudadanía en España, sí reivindicaba ese derecho, "al menos en términos teóricos", y argumentaba que "si algo sabían los patriotas americanos que expulsaron a los ingleses es que la democracia es incompatible con el monopolio de la violencia por parte del Estado".

Reacciones a la propuesta de Vox

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, rechazaba este miércoles en una entrevista en RNE, el "cambio radical urgente en la ley" que pidió el líder de Vox, Santiago Abascal para que los españoles puedan "disponer de un arma en su casa". "Es muy insensato, nosotros no queremos armas, no queremos de ninguna de las maneras parecernos a Estados Unidos en ese aspecto", ha subrayado.

El vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, ha asegurado que su formación "defiende medidas estrictas contra la delincuencia, las mafias y la inmigración ilegal", pero dice "no" a que los españoles lleven "pistola por la calle".

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, rechazaba abiertamente la propuesta de Abascal. "Es una medida que nadie reclama, que a nadie interesa y que solo crea división y no ayuda absolutamente a nada".

El secretario de Programas y Areas Sectoriales de Ciudadanos, Toni Roldán, se ha tomado a broma la propuesta, afirmando que Abascal que quiere que los españoles tengan "un arma y un caballo para ir tranquilos por si aparecen los sioux en las laderas de Madrid". "El lejano oeste como modelo de Estado", remataba.

Por su parte, el secretario de Sociedad Civil y Movimiento Popular de Podemos, Rafael Mayoral, ha indicado este miércoles que la propuesta de Vox de que los españoles puedan "disponer de un arma" para la autodefensa "es otra ocurrencia más" de este partido para que se hable de ellos.

El portavoz adjunto del Comité Electoral del PSOE, Felipe Sicilia ve en la propuesta de Vox una "crítica" velada a la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y considera "una barbaridad este tipo de planteamientos".

Rechazo unánime de los sindicatos policiales

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), mayoritaria en la Benemérita, tildó este miércoles de "locura" la propuesta del líder de Vox, Santiago Abascal, de cambiar la ley en España para que más ciudadanos puedan tener acceso a las armas por si las necesitan para la autodefensa. El secretario general de AUGC, Alberto Moya, dijo a Servimedia que "meter armas en la calle es un peligro para todo el mundo", ya que "las armas deben estar en manos de los profesionales" y "con controles estrictos".

Los sindicatos SUP y CEP, mayoritarios en la Policía Nacional, también cuestionaron la propuesta de Santiago Abascal. Para el portavoz del SUP, Ramón Cosío, y el secretario general de la CEP, Antonio Labrado, España tienen un control adecuado de las armas y que no debe seguirse la línea de otros países, como EEUU.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Vox