Rastrean Siete Picos en busca de Blanca, la zona más peligrosa

Rastrean Siete Picos en busca de Blanca, la zona más peligrosa

Los especialistas de alta montaña del dispositivo que busca a Blanca Fernández Ochoa en Cercedilla recorren este martes Siete Picos, uno de los "puntos negros" de la zona donde hay grandes bloques de granito y en el se han producido accidentes mortales.

El Oficial de Bomberos de la Comunidad de Madrid, Jaime Gaiteiro, ha explicado que por la mañana han barrido áreas en las que no han estado en anteriores jornadas en el Valle de la Fuenfría, situado en la localidad madrileña de Cercedilla.

Por la tarde los profesionales de alta montaña se van a centrar en Siete Picos ya que buscan ir "descartando" ubicaciones para asegurar de que allí no se encuentra la exesquiadora olímpica, desaparecida desde el pasado día 23.

Drones y helicópteros

En el día de hoy, como en el de ayer, se han preparado doce rutas, 11 a pie y una aérea con helicópteros y drones. "La tecnología es muy buena pero se puede usar en lugares muy frondosos que no permitan ver el suelo, que es lo que queremos ver. Por eso, los drones se han derivado a zonas más altas y donde no haya mucha vegetación, como en los Siete Picos", ha señalado una portavoz de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid.

Esta tarde las fuerzas y cuerpos de seguridad van a acceder por helicóptero hasta una pradera cercana y van a peinar el punto de "sur a norte".

De momento, la búsqueda no está arrojando pistas ni rastros fiables, tras descartarse el "falso positivo" que marcaron los perros ayer.

Su alcalde, Luis Miguel Peña, ha señalado a los medios que hoy se están rastreando zonas nuevas y se sigue batiendo rutas ya peinadas ayer. "El espacio a recorrer es muy amplio y hay muchas superficies. No hay ninguna pista", ha dicho.

Sin pistas

La Policía no baraja que la desaparición de Blanca Fernández Ochoa sea "violenta" y se centra en que sea voluntaria. Por el momento, el inspector jefe del Grupo de Desaparecidos de la Policía Nacional, Pedro Herranz, ha asegurado hoy que no se baraja que la desaparición haya sido "violenta", centrando su hipótesis en una desaparición voluntaria que abarca que "ella quiera estar fuera de su entorno o que haya sufrido un accidente".

Así lo ha dicho el inspector en el puesto de mando instalado en Las Dehesas de Cercedilla durante una intervención en la 'Cope', donde ha indicado que la zona donde se busca a la exdeportista es "complicada" ya que "hay que andar con mucho cuidado porque es muy peligrosa" y hay mucho recoveco.

Por su parte, el portavoz de la familia de Blanca Fernández Ochoa, Adrian Federighi, ha afirmado que "desgraciadamente" no hay aún ninguna pista.

Según Federighi, la Policía no les ha dicho en ningún momento qué información había en el teléfono de Blanca -que ella dejó en casa- ni en el coche, que sigue analizando la Policía Científica.

En el Centro Comercial de Pozuelo donde fue vista por última vez, las cámaras de seguridad confirman que el coche estuvo en el parking entre la 1 y las 2 de la tarde del día 24 y que compró a penas una cuña de queso.

Son algunas de las pistas de una investigación judicializada y bajo secreto de sumario.