El miedo de vivir junto a una vivienda pública convertida en 'narcopiso' en Embajadores

El miedo de vivir junto a una vivienda pública convertida en 'narcopiso' en Embajadores

Viven con miedo; bajo amenazas. Son los vecinos de un edificio de la Empresa Municipal de la Vivienda de la calle Embajadores, cerca de la plaza de Cascorro. Denuncian la presencia de un narcopiso en la primera planta, donde se trafica con droga.

Los toxicómanos que acuden allí consumen heroína en las escaleras del portal, en los descansillo, en el patio interior. Ellos se encuentran con la escena cada vez que salen o entran de casa, día y noche. Un vecino va, incluso, armado con un cuchillo por las amenazas de muerte que recibe de los narcotraficantes.

Suciedad, peleas y amenazas a los vecinos, que dicen, vivir un infierno, ante el trasiego continuo de toxicómanos, que han convirtiendo el edificio en su refugio.

Telemadrid ha estado allí y ha hablado con los vecinos. Viven desesperados y con miedo ante las amenazas e intentos de robos. Culpan de esta situación a la Empresa Municipal de la Vivienda, propietaria del edificio, por no acabar con esta situación y no impedir que su inquilino continúe con la venta de drogas en el piso alquilado.Un vecino, que porta un cuchillo de cocina, dice que para defenderse tras recibir amenazas, denuncia que "nadie hace nada" ante el "trasiego de yonquis que suben y bajan para pillar" a todas horas del día, noche y día. Denuncian peleas, gritos, robos. Días atrás hasta robaron a una señora mayor estando en casa.

Las denuncias a la policía de momento no han surtido efecto. Dicen que "viene, les toman los datos y adiós". Es el día a día de estos vecinos de la calle Embajadores. Vivir con miedo.