Moratoria de multas desde 1 de julio para Madrid Central

Moratoria de multas desde 1 de julio para Madrid Central

La prioridad del nuevo Gobierno del alcalde José Luis Martínez-Almeida (PP) en coalición con Ciudadanos es reconvertir Madrid Central porque todos los actores, también Vox, consideran que es "un fracaso" y mientras que definen su transformación establecerán una moratoria a las multas desde el 1 de julio.

Así lo ha anunciado el alcalde en rueda de prensa acompañado por la vicealcaldesa Begoña Villacís y la portavoz del Ejecutivo, Inmaculada Sanz, al término de la primera Junta de Gobierno del mandato, en la que sólo se ha aprobado la configuración de este órgano, con nueve áreas de Gobierno, cinco del PP y cuatro para Cs.

Junta de Gobierno Local de Madrid

El Ejecutivo bicolor, que celebrará las Juntas de Gobierno cada jueves a las 9.00 y en algunas ocasiones las trasladará a los distritos, llevará a cabo un proceso de reuniones con afectados por Madrid Central y "de manera inmediata", aunque aún no se ha aprobado, decretará una moratoria a las multas.

Pese a que con Cs ha pactado reconvertir el área y con Vox regresar a la libre circulación, Martínez-Almeida ha señalado que con ambas formaciones comparte la misma "premisa", que Madrid Central "no es el modelo adecuado" y ha fracasado por los datos de polución del primer trimestre de 2019 y por las pérdidas sufridas por los comerciantes. "La Unión Europea no exige Madrid Central, la UE exige resultados eficientes en la lucha contra la contaminación", ha defendido el regidor madrileño, que tras la moratoria cree que hay que estudiar los "ejes estructurantes" por los que se permitirá circular sin restricción.

Se eliminan los semáforos de la A-5

Además, en "los próximos días" el nuevo Gobierno municipal eliminará los semáforos en la A-5 a su llegada a Madrid, mientras que pone en marcha la reforma de este espacio, donde quiere soterrar la vía para replicar una zona verde como la del soterramiento de la M-30 en Madrid Río.

Los semáforos, ha defendido la portavoz, "han sido inútiles", "han provocado más atascos" y no han permitido resolver la problemática de esta zona donde la A-5 transcurre junto a edificios de viviendas.

Además, el Gobierno municipal tiene como prioridad aprobar "cuanto antes" la Operación Chamartín, ahora llamada Madrid Nuevo Norte, en la que el Ayuntamiento debe hacer algunas modificaciones pedidas por la Comunidad de Madrid. "Flecos" que hicieron que Carmena decidiese no llevar a votación este plan -10.500 viviendas y un gran centro de negocios al norte de la capital- pendiente desde hace más de dos décadas, según Sanz.

Inmaculada Sanz, portavoz municipal

Además, el Gobierno de Martínez-Almeida, que ha eliminado un área de Gobierno y la gerencia para ahorrar costes, quiere acometer cuanto antes reformas en la fiscalidad con un "plan de refuerzo para la devolución de plusvalías indebidamente cobradas" y negociaciones inmediatas para que los presupuestos de 2020 incluyan reducciones de impuestos.

Reactivar los desarrollos del sureste, una auditoría de contratos menores y subvenciones o cerrar Madrid Verdad Original -una web en la que el equipo de prensa de Carmena matizaba noticias y que ya estaba en desuso- son otras de las medidas prioritarias.

Sueño Olímpico

El Ayuntamiento de Madrid recogerá el "sentir ciudadano" antes de presentar una candidatura a los Juegos Olímpicos, como se compromete a estudiar el alcalde José Luis Martínez-Almeida en los pactos programáticos suscritos con PP y con Ciudadanos. Así lo han defendido el alcalde y su vicealcaldesa, Begoña Villacís, de Ciudadanos, en una rueda de prensa junto a la portavoz del nuevo Gobierno, Inmaculada Sanz, al término de la primera Junta de Gobierno.

Villacís ha asegurado que Madrid se merece los Juegos Olímpicos y que hay una "deuda" con la ciudad pero ha añadido que "el Gobierno sólo no va a ninguna parte proponiendo unos juegos olímpicos". "Al igual que somos un Gobierno decidido que va a hacer cosas, un Gobierno del desbloqueo, no somos el Gobierno de la imposición o despótico", ha defendido la vicealcaldesa, que tiene la competencia de participación ciudadana y se compromete a "hablar con todas las fuerzas políticas" y contar con el "sentir" de los ciudadanos.

Madrid intentó el "sueño olímpico" en tres ocasiones con proyectos liderados por Alberto Ruiz Gallardón y Ana Botella. No lo logró en 2012, cuando se quedaron en Londres, ni en los de 2016, en Río y tampoco en su última aventura, pues Tokio será la sede de los Juegos de 2020.

Almeida recordó que ya lo propuso en campaña y mantiene que “sería bueno para Madrid tener esos Juegos Olímpicos”, pero matizó que, “si no hay consenso no habrá tampoco candidatura”.