Maestre pide la apertura los fines de semana del Centro joven de atención a la sexualidad

Maestre pide la apertura los fines de semana del Centro joven de atención a la sexualidad

Desde enero, el Centro joven de Atención a la sexualidad de la calle San Vicente Ferrer permanece cerrado los fines de semana. El Ayuntamiento de Madrid les ha retirado la subvención de 30.000 euros que financiaba este servicio. Hoy la portavoz de Más Madrid, Rita Maestre ha exigido su reapertura. De las 2.000 visitas que recibió el año pasado, 800 se hicieron en sábado y domingo. El alcalde dice que era una subvención a dedo. El centro resuelve dudas sobre embarazo, enfermedades de transmisión sexual o relaciones de pareja.

Raquel Hurtado, trabajadora del Centro, ha explicado que se han llegado a atender en fin de semana a 800 personas. Ha indicado que este horario es "especialmente importante", ya que es donde "hay más encuentros eróticos y es más probable que sean desprotegidos".

Ha señalado que ahora no existe ningún otro recurso disponible los fines de semana ni en la ciudad ni en la Comunidad de Madrid.

Se trata de un espacio al que los jóvenes y adolescentes pueden acudir sin cita previa, es gratuito y confidencial, con un equipo que aborda la sexualidad "como algo inherente a las personas y que se debe vivir como algo positivo y satisfactorio". Información, asesoramiento, talleres de educación sexual, consultas, orientación emocional y pruebas son algunos de los servicios que presta el CJAS, desde enero solo de lunes a viernes.

La portavoz mediática de Más Madrid, Rita Maestre, ha pedido este lunes al gobierno municipal de PP y Cs que reabra en fin de semana el único centro de salud sexual para jóvenes en la capital. Considera que la retirada de la subvención de 30.000 euros responde a una cuestión "ideológica y política".

Rita Maestre

Más Madrid llevará al Pleno de este mes una proposición para que el Ayuntamiento restituya dicha subvención. Maestre considera que la subvención de 30.000 euros es "una moneda de un céntimo en el presupuesto de Madrid", que asciende a 5.000 millones de euros. Entiende así que "dado que no es un problema presupuestario, lo que hay detrás es una decisión ideológica y política". "Este gobierno no quiere que jóvenes en las aulas accedan a talleres, y tiene excusas que no tienen muchos sentido y contundencia", ha añadido.

Por su parte, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (PP), ha corroborado que el Consistorio no renovará la subvención al Centro Joven de Atención a la Sexualidad (CJAS),y ha aseverado que "otros" centros ya "cubren" la labor del CJAS y que "no es la única entidad que puede hacer esa función".

Según Almeida la exalcaldesa Manuela Carmena le concedió hace tres años una subvención nominativa de 30.000 euros "en contra del principio de concurrencia competitiva". "No vamos a dar a dedo subvenciones, las daremos cuando estén justificadas, y en este caso no lo haremos", ha zanjado.

En la misma línea, la vicealcaldesa, Begoña Villacís (Cs), ha alegado que "la ley sólo te permite que se dé un contrato a dedo, como es el caso, siempre que no haya otra entidad que pueda dar esa misma formación". "Creo que es importante dar un mensaje a la población de que no se preocupe, porque esa educación se va a seguir dando a todos los jóvenes (...) se tienen que hacer las cosas bien y este equipo de Gobierno va a tratar de hacer las cosas bien, y no sistemáticamente a dedo como hacía Carmena", ha agregado Villacís.