Madrid vuelve a estar "desbordado" con la llegada de refugiados, 68 familias por semana

Madrid vuelve a estar "desbordado" con la llegada de refugiados, 68 familias por semana

El centro de Cercedilla es solo un parche para un problema que crece y aun no hay fecha para abrir los otros centros de acogida Una decena de personas ha dormido a las puertas del Samur Social. Desde el Ayuntamiento de Madrid piden al gobierno central celeridad en la respuesta a los solicitantes de asilo. Recuerdan que ofrecieron recursos para cubrir 1.300 plazas.

El delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Madrid, Pepe Aniorte, ha afirmado este miércoles que la ciudad está "desbordada" con la llegada de solicitantes de asilo y refugio, unas 68 familias a la semana, por lo que la situación vuelve a empeorar tras aseverar la semana pasada que se habían reducido las personas atendidas por recursos municipales tras el acuerdo con el Ministerio de Migraciones. "Ahora mismo estamos recibiendo a 68 familias de refugiados, y piden ayuda a las puertas del Samur Social cuando lo tienen que hacer frente al Ministerio. Es una situación desbordante", ha indicado Aniorte ante la prensa en Callao, donde ha presentado la Semana de la Infancia.

De forma contundente, Aniorte ha indicado que "Madrid no puede aceptar que haya más familias durmiendo en la calle", por lo que, ha urgido, "el Gobierno de la nación se lo tiene que tomar de una vez en serio".

Ha recordado que ofrecieron un total de siete centros al Ministerio capitaneado por Magdalena Valerio, pero "por ahora solo ha cogido uno", en Cercedilla, que además "se copó solo en cuatro días, y Madrid, una ciudad solidaria, no puede permitir eso". "Exigimos al gobierno de Sánchez que tome medidas ya de forma inmediata. De siete centros, con 1.300 plazas, solo han cogido uno de 120; es una situación inadmisible", ha lanzado a renglón seguido.

Y es que Aniorte considera que ya "han tenido tiempo" para acondicionar los centros ofrecidos por el Consistorio, pues en algunos casos se trata de "instalar una caldera".