Jornada sin incidentes en la huelga en las Urgencias de La Paz

Jornada sin incidentes en la huelga en las Urgencias de La Paz

La jornada en las Urgencias del Hospital de La Paz se desarrolla sin incidentes y con el cumplimiento de los servicios mínimos del 100% fijados ante la convocatoria de huelga de este miércoles, han detallado a Europa Press fuentes del centro hospitalario.

Trabajadores de Urgencias del Hospital de La Paz han convocado una huelga en protesta por las condiciones que presenta el servicio en este centro y exigir más medios y personal en las Urgencias.

Al respecto, piden la reapertura de 72 camas que, en opinión de los convocantes, se ha perdido en el Hospital y que no se "cierren" en verano tampoco.

El sindicato MATS apoya este paro y critica el "desmantelamiento progresivo" que a su juicio se está produciendo en la sanidad pública madrileña y que "hacen necesarias medidas enérgicas para que la ciudadanía tome conciencia de la trayectoria de deterioro". "Los colapsos en los servicios de urgencias son un punto de confluencia de varios indicadores del sufrimiento del sistema sanitario", ha asegurado MATS para recalcar que los centros de salud "no dan abasto" con el personal actual y que los hospitales de la región han perdido un 20 por ciento de sus camas.

Estos factores, a su juicio, han causado un aumento de la afluencia de ciudadanos a los servicios de Urgencias de más de medio millón anual, un 21 por ciento más que en 2012.

También respalda la convocatoria el sindicato de enfermería SATSE para criticar el "desgaste" que acumula la plantilla y que se ha convertido en "sensación habitual" en las Urgencias del Hospital LaPaz. "Estrés, agotamiento, desidia, insomnio, malestar general son algunas de las sensaciones que padecen los profesionales, especialmente los de Enfermería", ha relatado la sección sindical de SATSE Madrid en el centro.

SATSE exige "soluciones inmediatas para un servicio prioritario" que está caracterizado en los últimos años "por la escasez de plantillas, la falta de medios, la frustración de no poder cuidar con la calidad que se querría y el observar cómo cientos de usuarios deben pasar horas en las Urgencias por la desidia de los responsables de la Administración sanitaria".