Hologramas, del cine ficción a la vida real

Hologramas, del cine ficción a la vida real

Ayer, el candidato de Ciudadanos, Albert Rivera sorprendía en el arranque de la campaña electoral, haciéndose presente entre los suyos en la sede del partido en Madrid con un holograma. Los hologramas, proyecciones hiperrealistas de personas y objetos, son una tecnología que anticipó el cine de ciencia ficción hace 40 años pero que ha venido para quedarse. Tienen múltiples aplicaciones, y no solo de ocio...

Se ha utilizado para emular el don de la ubicuidad, como el del Príncipe Carlos de Inglaterra...

Pero también para traer al mundo de los vivos, a los que ya no están entre nosotros...

Incluso sirven para enfrentarse a uno mismo.

El mundo del ocio no ha dudado en incorporar una técnica que permite crear imágenes tridimensionales a través de láseres que representan una realidad.

Pero lejos de usos fantasiosos, los hologramas también facilitan la vida cotidiana.

Aplicaciones en seguridad, medicina, ciencia. La holografía iluminará el futuro. Aunque para algunas personas, lo que ilumina es su presente. Hasta 3.700 certificados matrimoniales multidimensionales ha emitido la empresa creadora del holograma de Miku, una estrella de pop virtual que triunfa en Japón.

Ante 40 invitados, Akihiko Kondo, celebró su boda con el holograma del que según él, lleva una década enamorado.