La Guardia Civil asegura que la Delegación del Gobierno en Madrid sabía "desde febrero" del riesgo del coronavirus

La Guardia Civil asegura que la Delegación del Gobierno en Madrid sabía "desde febrero" del riesgo del coronavirus

La Guardia Civil ha entregado a la juez que investiga el 8-M un segundo informe al que ha tenido acceso Onda Madrid. En él, se incluyen las palabras que Irene Montero pronunció antes de una entrevista, donde aseguraba que la bajada de presencia en la manifestación del Día de la Mujer podría deberse al miedo al coronavirus.

La Guardia Civil asegura además en este informe que los máximos responsables de Prevención de Riesgos Laborales de la Delegación tenían conocimiento de "los riesgos relacionados con el covid-19" desde "mediados de febrero". Esto contrasta con el argumento de la defensa del delegado del Gobierno, representado por la Abogacía del Estado, que defiende que no tuvo conocimiento de advertencias sobre el riesgo de contagio del coronavirus hasta que se declaró el estado de alarma el pasado 14 de marzo.

El citado informe que ha sido entregado a la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, señala que los máximos responsables del Departamento de Prevención de Riesgos Laborales se reunieron para "tratar temas relacionados con el covid-19, en la que se trató de manera expresa aspectos como el distanciamiento social como medida a implementar a mediados del mes de febrero, las medidas de higiene e incluso la posible utilización de EPI". Para los investigadores, esto no hace más que "acreditar el conocimiento, por parte de los máximos responsables de la Delegación del Gobierno, de los riesgos relacionados con el covid-19, hasta tal punto de tomar medidas concretas para evitar o minimizar sus efectos entre el personal de la Delegación del Gobierno".

El nuevo informe también incluye parte de la conversación off the record que la ministra de Igualdad, Irene Montero, mantuvo con una periodista de EiTB antes de ser entrevistada en la que dice que a la última marcha del 8M había asistido menos gente por miedo al coronavirus.

El titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, la juez Carmen Rodríguez-Medel, tuvo que ordenar a la Guardia Civil que se personara en el Centro de Control de Alertas y Emergencias Sanitarias para recabar la documentación y los informes de este centro desde que se inició la epidemia de coronavirus, porque su director, el doctor Fernando Simón, no los había entregado a pesar de que se había comprometido a ello en tres ocasiones. Así consta en la ampliación del informe que ha entregado el instituto armado en el Juzgado.

Fuentes de la investigación han asegurado a Efe que este segundo documento de la Guardia Civil consta de 200 páginas, que amplía el primer informe entregado a la juez y que, si bien subsana algunos errores del inicial, mantiene la tesis de que el Gobierno contaba con información suficiente de la pandemia y su riesgo de contagio como para haber prohibido la manifestación del 8M en Madrid.

La juez ha citado al delegado del Gobierno en Madrid el próximo 10 de junio para que declare como investigado por el presunto delito de prevaricación administrativa por permitir concentraciones multitudinarias, entre ellas la marcha feminista del 8 de marzo. Ese mismo día declarará como testigo Talavera. La ronda de testigos continuará un día más tarde para escuchar, entre otros, a los trabajadores de la Delegación del Gobierno que comparecieron ante la Guardia Civil.

Margarita Robles evita pronunciarse

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha evitado este jueves pronunciarse sobre las peticiones de los partidos de la oposición de dimisión del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y ha pedido que la política se dedique a sumar esfuerzos y aplace la crítica hasta que se supere la crisis generada por el coronavirus. "No tengo que hacer ninguna consideración", ha dicho Robles al ser preguntada por las peticiones de dimisión de su compañero de Gobierno tras la crisis generada en el seno de la Guardia Civil por el cese del coronel Diego Pérez de los Cobos como jefe de la Comandancia de Madrid.

La ministra de Defensa, Margarita Robles |EFE

En una entrevista en Onda Cero, la ministra Margarita Robles, defendió este jueves que “no solo no” ha visto “ningún acto de deslealtad” en la Guardia Civil y el desarrollo de su actividad, “sino lo contrario”, al igual que en el seno de las Fuerzas Armadas.

El PP en el Congreso ha reclamado al Gobierno los expedientes completos de los ceses y renuncias firmados recientemente en la Guardia Civil, como el del coronel Diego Pérez de los Cobos al frente de la Comandancia de Madrid y de los números dos y tres del Cuerpo.

El vicesecretario de Territorial del PP, Antonio Gonzalez Terol, ha insistido en que el presidente del Gobierno está detrás, como máximo responsable, del cese de Pérez de los Cobos en la Guardia Civil al asegurar que "la X del 'caso Marlaska' probablemente sea el señor Sánchez". "Es una injerencia como ninguna otra había ocurrido desde Luis Roldán en la Guardia Civil", ha afirmado González Terol en una entrevista en Canal Sur Televisión.