El Gobierno pide a Torra que opte entre radicalidad o diálogo

El Gobierno pide a Torra que opte entre radicalidad o diálogo

El Gobierno central pidió este martes al presidente catalán, Quim Torra, que "decida qué rumbo quiere tomar", entre "seguir apoyando la radicalidad" o "sumarse a la vía abierta de diálogo", después del "error" que cometió de "alentar" más movimientos en la calle. De esta manera se pronunció la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, sobre los incidentes en Cataluña protagonizados por grupos independentistas en la conmemoración del referéndum ilegal del 1 de octubre, a la salida de un encuentro informativo organizado por Europa Press que tenía como protagonista a la ministra de Educación y portavoz del Gobierno, Isabel Celaá.

"Ayer se evidenció el error de haber sacado la política de las instituciones a la calle", afirmó Batet, quien recordó que el máximo responsable de la seguridad en Cataluña es Torra, que "además cometió el error de alentar más movimiento en la calle cuando tenía que garantizar la seguridad" de los ciudadanos. Asimismo, remarcó que los Mossos d Esquadra "hicieron su trabajo" y "sufrieron la irresponsabilidad de un líder alentando ese movimiento en la calle".

Previamente, en el acto informativo, la ministra Celaá reconoció -ayer el Ejecutivo lo negaba- que Torra alentó a los CDR para presionar en la calle. Justificó que ayer no querían culpar al presidente catalán por dar una "oportunidad a la prudencia". También justificó este cambio alegando que los incidentes más graves se produjeron por la noche. Celaá dijo que "no pareció responsable" la apelación del presidente a los CDR para "seguir con la causa". Pese a considerar que el presidente Torra "no parece que haya llamado a la violencia", agregó que, "al llamar a seguir con la causa, tuvimos personas en la calle muy agitadoras y que tuvieron la represión debida".

Por su parte, la ministra encargada de las relaciones con la Generalitat, subrayó que "el Govern ya es hora de que decida qué rumbo quiere tomar, si quiere seguir apoyando la radicalidad o, por el contrario, quiere sumarse a la vía abierta de diálogo del Gobierno de España. Nosotros vamos a seguir trabajando para todos". En este sentido, Batet resaltó la "agenda de normalidad" que a su juicio ha sido capaz de abrir el Ejecutivo que preside Pedro Sánchez con Cataluña y que se está traduciendo en las reuniones bilaterales y en esa relación con "la Cataluña estatutaria".

Se trata, subrayó, de "esa agenda de normalidad" que va a resolver "los problemas de los ciudadanos" y en la que "el Gobierno quiere trabajar desde el diálogo", por lo que el Ejecutivo catalán "tiene que decidir el rumbo que quiere tomar".

PUERTA ABIERTA

Por último, la ministra de Política Territorial puso en valor la importancia "en estos momentos de mantener abierta la puerta de esperanza" que ha conseguido abrir el Ejecutivo central tras siete años de silencio e instó a los líderes políticos a contribuir con sus manifestaciones. "Todos, cada vez que hacemos una declaración, debemos tener muy presentes si contribuyen a la concordia y a construir unidad o, por el contrario, lo que hacen es alentar la crispación", trasladó cuando se le preguntó por las palabras de Pablo Casado (PP) y Albert Rivera (Ciudadanos).

Sin embargo, remachó, en un mensaje a Torra, que es "una mala vía el querer alentar la crispación", mientras que "es muy buena vía hacer declaraciones que ayuden a esa concordia".

PEDRO SÁNCHEZ: "LA VIOLENCIA NO ES EL CAMINO"

El presidente Sánchez, a través de un mensaje en Twitter, pidió a Torra que cumpla con sus responsabilidades. "La política catalana tiene que volver al Parlament. El president debe cumplir con sus responsabilidades y no poner en riesgo la normalización política alentando a radicales al asedio de las instituciones que representan a todos los catalanes. La violencia no es el camino", expresó.

Por otra parte, la ministra portavoz admitió que no hay fecha para un próximo encuentro entre Sánchez y Torra, ni tampoco para la celebración en torno al aniversario del 1-O en Barcelona de un Consejo de Ministros, como avanzó Sánchez a finales de agosto. "No está descartado, pero no me parece el momento más adecuado para tratarlo", afirmó.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Cataluña