Emoción en los primeros encuentros en Barajas ajenos a la polémica por los controles de entrada

Emoción en los primeros encuentros en Barajas ajenos a la polémica por los controles de entrada

En el primer día laborable tras el estado de alarma España ha reabierto sus fronteras al espacio Schengen y un punto neurálgico ha sido el aeropuerto de Madrid Barajas donde este lunes están previstos unos 100 vuelos. Barajas ya ha empezado a recibir a sus primeros turistas, que deben someterse a un triple control.

Una larga espera

De momento más que turistas lo que se ha visto esta mañana han sido muchos reencuentros. Abrazos de parejas, de padres e hijos... Todos con la emoción a flor de piel en la T4. Elena, por ejemplo, dice que “lo que no me esperaba es encontrar a Telemadrid aquí esperándome”.

Como Elena, 11 meses fuera de casa, la mayoría esperaban el regreso de sus hijos estudiantes o de sus parejas o familia, con frases como “ya con ganas de achucharlo”, “estoy esperando a mi hija, ¿hace cuánto tiempo? ¡Un año!” o “¡Qué alegría de verte cariño mío!”

Polémica por los controles

Y todos ajenos a la polémica política, que continúa por los controles de entrada por Barajas, insuficientes para la Comunidad de Madrid. Además muchos viajeros que han aterrizado en el aeropuerto de Barajas esta mañana han dicho que los controles eran mínimos y que se han visto sorprendidos por ello.

La presidente de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, ha mostrado su preocupación porque “Madrid lejos de ser un foco que puede contagiar puede ser contagiado”. Y para evitarlo propone el alcalde José Luis Martínez Almeida “ que se puede venir con PCRs hechos cuando se provenga de zonas especialmente peligrosas”.

Se deben requerir pruebas

Se lo hemos escuchado también al vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado, ha tachado de 'broma' los tres controles que se están realizando en Barajas. A su juicio se deberían requerir pruebas: “o con una PCR hecha en origen o medidas de restricción”.

Ciudadanos, de hecho, anuncia que llevará el debate a la Asamblea para endurecer los controles en Barajas. “que todavía estamos a tiempo, yo no quiero que se entienda como una crítica al Gobierno”

Por su parte, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, dice que “es una nueva polémica y yo no quiero entrar”. Asegura la ministra que se siguen al pie de la letra las directrices europeas. “Nuestros protocolos obedecen a directrices consensuadas avaladas por el centro europeo de prevención de enfermedades”, dice.

Ahora mismo en Barajas, además de controlar la temperatura a los viajeros y del “control visual” se les hace rellenar un formulario.