Deja el balonmano profesional al no poder conciliar deporte y familia

Deja el balonmano profesional al no poder conciliar deporte y familia

Se llama Maite Zugarrondo y es una de las mejores jugadoras españolas de balonmano.

A sus 30 años ha anunciado que abandona el deporte profesional para cuidar de sus dos sobrinas en acogida, una tarea, según explica, que es incompatible con el deporte de élite.

Deja el Bera Bera ya que el gobierno de Navarra hizo una valoración de idoneidad y se ha hecho cargo de sus dos sobrinas de seis y cuatro años.

Maite Zugarrondo

"Vivimos las tres juntas en un pueblo que no es el nuestro, un pueblo maravilloso dónde todo el mundo las quiere, tengo ayuda desinteresada pero el deporte a este nivel requiere una concentración máxima. Antes me llevaba el trabajo a casa y ahora me llevaba mis cosas al entrenamiento y no estaba al 100%", ha señalado Maite Zugarrondo.

Preguntada sobre si unas mejores condiciones económicas habrían retrasado la retirada afirma que "sí", matiza que "con mi contrato de Bera Bera me apaño bien pero con más dinero podría haber contratado a alguien que estuviera más tiempo".