Las 'Guerreras' reciben el cariño de cientos de aficionados en Barajas

Las 'Guerreras' reciben el cariño de cientos de aficionados en Barajas

La Selección española femenina de balonmano, medalla de plata en el Campeonato del Mundo en Japón, tuvo este lunes un gran recibimiento a su llegada al aeropuerto Madrid Barajas-Adolfo Suárez, donde le esperaban cientos de aficionados y aficionadas (la mayoría adolescentes) para celebrar su histórica actuación mundialista.

Con más de hora y de media de retraso sobre la hora prevista, las integrantes del combinado español, junto al cuerpo técnico encabezado por Carlos Viver, fueron apareciendo de una en una por la puerta de llegadas de la terminal 4 del aeropuerto madrileño, ante una enfervorecida afición que aclamó sin parar a sus heroínas.

Todas las internacionales salieron con una sonrisa y el reluciente metal plateado colgado del cuello, con el que posaron en la tan habitual fotografía de grupo bajo una pancarta con los colores de España y el lema ‘¡Felicidades Guerreras!

Viver: “Estamos sobrecogidos por el cariño que estamos recibiendo”

Carlos Viver, entrenador de la Selección femenina española de balonmano, afirmó que el combinado se encuentra “sobrecogido” por el cariño recibido a su llegada a Madrid, considerando que la plata conseguida “sabe a oro” y pidiendo a todos los aficionados que “no se desenganchen” a partir de ahora del balonmano femenino.

“No esperábamos un recibimiento tan grande. Es verdad que cada vez que vamos a cualquier parte del país recibimos muchísimo cariño. Hemos conseguido una medalla de plata en un Campeonato del Mundo, es lógico, pero realmente estamos sobrecogidos por el cariño que estamos recibiendo”, indicó el técnico.

Barbosa: "Nadie apostaba por nosotras y traemos una plata que sabe a oro"

La jugadora de la selección española de balonmano Alexandrina Shandy Barbosa indicó , a la llegada de la expedición nacional a Madrid, que aunque "nadie apostaba" por ellas en el Campeonato del Mundo, han sentido "todo el apoyo desde Japón" y finalmente han logrado traer "una medalla de plata que sabe a oro".

"Creo que nos lo merecemos, hemos estado peleando desde el primer momento y esto nos sabe a oro también", explicó la internacional. "Hemos sentido desde Japón todo el apoyo y esto nos da mucha más fuerza para seguir peleando", añadió la hispano-lusa, quien regresaba a la cita mundialista tras su maternidad.