El gran Belén de Madrid ya se puede visitar en la Puerta del Sol

El gran Belén de Madrid ya se puede visitar en la Puerta del Sol

El gran Belén de Madrid, el Bosque de los Deseos y la Casa de la Navidad ya se pueden visitar en la Puerta el Sol, concretamente en la Real Casa de Correos y en la Real Casa de Postas, hasta el próximo 5 de enero.

La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, y el vicepresidente, Ignacio Aguado, han inaugurado juntos la decoración navideña que se instala tradicionalmente cada año. Presentes han estado también el presidente de Asociación de Belenistas en Madrid, Eugenio Barandalla, y la directora de Marketing de Coca-Cola Iberia, Esther Morillas.

El Belén, que tiene carácter gratuito y el año pasado fue visitado por 122.500 personas, es el más grande desde que se empezó a instalar en el año 2003 y está formado por unas 400 figuras elaboradas de manera artesanal. En esta ocasión lleva el título Madrid, estrella de la Navidad.

Como novedades cuenta con una reproducción del mar, y en torno a él, un pueblo pesquero. Para ello, se utilizan 3.000 litros de agua, 1.700 kilos de diferentes arenas, 1.500 kilos de corcho, 150 metros cuadrados de musgo y hasta 7.000 tornillos.

"El agua es vida y está vida se ve recreada en la escenografía de este año donde se ha añadido el mar. Es un espacio vivo, que da vida, repleto de naturaleza, verdor, sonidos, silencios y construcciones que nos rememoran aquella primera Nochebuena en la que Dios se hace hombre y habita entre nosotros", han señalado desde la Asociación de Belenistas.

El horario de visita es de 10 a 21.30 horas, salvo los días 24 y 31 de diciembre que se podrá visitar hasta las 15.30 horas, y el 5 de enero hasta las 14.30 horas. Los días festivos de Navidad y Año Nuevo las visitas empezarán a partir de las 16 horas.

Además, la Real Casa de Correos contará con el Bosque de los Deseos, donde los visitantes pueden dejar por escrito los deseos e ilusiones que le piden al próximo año 2020. Para ello, se van a habilitar 250.000 tarjetas que se colgarán a modo de bolas de Navidad en los 25 abetos artificiales instalados en este espacio.

Presidenta y vicepresidente han aprovechado para lanzar al aire sus deseos de cara al próximo año. Ayuso quiere que 2020 devuelva "la España de la concordia y la convivencia", que este vuelva a ser el país "que asombró al mundo con su capacidad para reponerse ante la división y caminar juntos en pluralidad y con respeto al diferente".

"Cuando nuestros padres y nuestros abuelos nos dieron una auténtica lección de madurez y sentido de nación, nosotros las nuevas generaciones tenemos la obligación de seguir esa estela. Tenemos que sortear todo tipo de barreras, fronteras físicas, anímicas y sociales para seguir construyendo juntos nuestro futuro como país", ha indicado a continuación.

Por su parte, Aguado ha pedido que ojalá "esta Navidad suponga empezar de nuevo", recordar todo lo bueno que han hecho y olvidar lo malo. "Centrarnos en un 2020 que sea un año de progreso real en la Comunidad de Madrid, en la Educación, en la Sanidad, en nuestras casas, en nuestras familias. Ojalá que en 2020 seamos capaces todos, no excluyo a nadie, de olvidarnos de los extremos, de que todo tenga que ser siempre blanco o negro... es asfixiante a veces el pensamiento único", ha indicado por su parte Aguado.

Por ello, el vicepresidente espera que el próximo ejercicio sea un año "de moderación y de entendimiento" y que en lugar de crear nuevas fronteras, se vayan "diluyendo poco a poco"; que en lugar de imponer idiomas, se compartan, que en lugar de criminalizar a alguien que viene por el hecho de venir de un país distinto, se olvide y que nunca más se agreda a nadie por lo que siente, lo que piensa o por lo que dice. El vicepresidente quiere "más ilusión que miedos" y que "se de más la mano que la espalda".

Por su parte, el patio de la Real Casa de Postas, en la Plaza de Pontejos, se convierte durante los días no lectivos en la Casa de la Navidad. Coca-Cola, patrocinador del espacio, ha propuesto un entorno donde mayores y pequeños podrán conocer las diferentes estancias llenas de sorpresas de la casa que, por primera vez, incluye la habitación de Papá Noel.

También se podrá elaborar en ella postres navideños, disfrutar de una sala repleta de burbujas y descubrir cómo se fabrican los juguetes que se entregarán a los niños de todo el mundo. Hasta el 25 de diciembre, todos los asistentes podrán conocer a Papá Noel, al que en esta ocasión habrá que ayudar a entregar los regalos, y a los Reyes Magos a partir de ese día.

La Casa de la Navidad permanecerá abierta de 10.00 a 21.00 horas los días 14 y 15 de diciembre. El 20 de diciembre por la tarde, el horario será de 16.00 a 21.00 horas y, partir de ese día y hasta el 4 de enero, de 10.00 a 21.00 horas, ambos incluidos. Los días 25 de diciembre y 1 de enero, solo en horario de tarde (de 16.00 a 21.00 horas); 24 y 31 de diciembre y 5 de enero abrirá por la mañana, de 10.00 a 14.00 horas.

La música navideña llegará además a la plaza de Pontejos, que será el escenario para que un total de 63 coros ofrezcan a los madrileños un repertorio de los villancicos más tradicionales. Este año participan hasta el próximo 22 de diciembre varias agrupaciones corales procedentes de hospitales, centros educativos, asociaciones de personas con discapacidad y otras organizaciones.

La inauguración ha corrido a cargo del colegio público Las Veredas de Colmenarejo, un coro que cuenta con 12 primeros y segundos premios consecutivos en el Certamen de Coros Escolares de la Comunidad de Madrid, además de cinco premios nacionales y dos internacionales.

Los días laborables el horario será de 18.15 a 19.30 horas y los fines de semana, de 11.15 a 13.15 horas y de 18.15 a 19.30 horas. Del 11 al 13 de diciembre y del 16 al 19, en horario de 11.15 a 13.15 horas, actuarán coros escolares. El 19 de diciembre (de 13.15 a 14 horas) y 20 de diciembre 8 de 11.15 a 13.15 horas) los villancicos serán interpretados por un coro de personas con discapacidad.