Tomás y Pilar, una historia de amor eterna

  • Los dos nacieron en la misma calle con solo cuatro días de diferencia
Foto: Redacción |Vídeo: Telemadrid

“La música de las películas que más nos gustan nos acompaña para siempre. ¿Quién no ha adoptado una música de película como banda sonora de su propia vida? Y la banda sonora de este protagonista es la de la banda de música de Chinchón”.

Así ha presentado Florentino Fernández a Tomás, el protagonista de una de las historias que Vidas de cine ha grabado en el madrileño municipio de Chinchón.

Esta banda de música está compuesta por un grupo de músicos entusiastas y amantes de Chinchón que quieren poner música a su localidad. “La banda acompaña al pueblo en todas sus fiestas y celebraciones”, explica Antonio, su director.

Antonio también es uno de sus fundadores de la banda, una idea que se le ocurrió a Fátima, su esposa y la nieta de Tomás.

Tomás, abanderado de la banda de música de Chinchón / Redacción
Tomás, abanderado de la banda de música de Chinchón |Redacción

Tomás nació en Chinchón en 1938. Él no sabía tocar ningún instrumento, pero eso no le impidió formar parte de la banda. “Desde el primer día dijo que sí y siempre ha estado con nosotros”, cuenta Antonio.

Su trabajo como abanderado consiste en llevar la bandera de la banda cuando tocan en procesiones y fiestas. Y ya lleva once años como abanderado, años que le han dado infinidad de alegrías.

“Él es un padre y un abuelo para todos”, reconoce su hija Pilar

Tomás no solo porta la bandera en la banda de música de Chinchón, sino que también carga con la ilusión, la simpatía y el buen humor que le caracterizan.

Una historia de amor que dura toda una vida

El amor ha acompañado a Tomás durante toda la vida. Pilar ha sido y es el amor incombustible en el que se apoya nuestro abanderado. Juntos han protagonizado una eterna historia de amor.

Ambos nacieron en la misma calle con tan solo cuatro días de diferencia y, ya desde pequeños, eran amigos. “Después de toda una vida juntos no se pueden separar”, dice Fátima.

“Su bandera de una mano y su mujer de la otra”, cuenta su amiga Agustina

Sin embargo, el destino y la enfermedad han querido que esta pareja tenga que separarse, aunque solo por el momento: Pilar lleva un tiempo en una residencia por motivos de salud.

“Él siempre decía que, mientras tuviese los ojos abiertos, iban a estar los dos juntos, que no se iban a separar nunca”, nos cuenta su hija.

Más de Chinchón