Lamelas, Esaú y Colombo, a hombros en Chinchón en el segundo festejo de la Copa Chenel (1ª Parte)

Foto: TELEMADRID |Vídeo: Telemadrid

Tarde de toros interesantes y toreros dispuestos la vivida este domingo en Chinchón. José Escolar y Aurelio Hernando han lidiado varios ejemplares de interés y Alberto Lamelas, Esaú Fernández y Jesús Enrique Colombo, cada uno con sus armas, han salido a hombros de una plaza mayor de Chinchón que se ha llenado al reclamo de la Copa Chenel.

Lamelas lidió un primer toro de Escolar que tuvo una nobleza que no vino acompañada de raza. Firmeza y mando fueron las armas del jienense para extraer las embestidas que tuvo al toro. Paseó una oreja tras una estocada caída.

Otra más paseó del notable cuarto de Aurelio, un animal con fijeza, prontitud y profundidad en sus embestidas. Lamelas se explayó sobre todo en el toreo al natural, por donde redujo los viajes del toro con temple y mano baja. Tan confiado estaba que fue volteado al intentar un pase cambiado por la espalda. Un milagro que el pitón no calase en la zona lumbar cuando lo prendió ya en el suelo. La estocada baja redujo el premio final a otra oreja.

Esaú Fernández vio como su primer toro de Escolar se descoordinó en la manga de chiqueros cuando le esperaba a portagayola. El sobrero, también del hierro abulense, solo duró un par de tandas de emocionantes embestidas. Lo pudo el sevillano y el toro se rajó. Pese a que se pidió la oreja, Esaú se tuvo que conformar con una vuelta al ruedo.

El quinto de Aurelio fue un toro manejable al que le faltaron finales pero que permitió al torero de Camas tirar de oficio y recursos para apurar lo que tuvo el toro, sobre todo en un final de cercanías. Una estocada desprendida dio paso a la concesión del doble trofeo.

Jesús Enrique Colombo lidió en primer lugar un toro noble y enclasado de José Escolar. Banderilleó como poder y exposición antes de firmar una faena templada en la que condujo con limpieza, aunque poco ajuste, las buenas embestidas de su oponente. Pinchó previamente a una estocada que tiró patas arriba al toro. Las dos orejas se pidieron y concedieron.

El sexto de Aurelio Hernando fue el lunar negro de la corrida. Manso y aquerenciado, solo permitió lucir de nuevo al venezolano con las banderillas.

FICHA DEL FESTEJO

Chinchón (Madrid), domingo 22 de agosto de 2021. 2ª Copa Chenel. Lleno sobre el aforo permitido.

Tres toros de José Escolar (1º, 2º bis y 3º), de correcta presentación. De juego desigual, destacó la nobleza y clase del tercero. Tres toros de Aurelio Hernando (4º, 5º y 6º), bien presentados y desiguales de hechuras. El más completo, el noble y profundo cuarto. Deslucido el sexto.

Alberto Lamelas, oreja y oreja.

Esaú Fernández, vuelta y dos orejas.

Jesús Enrique Colombo, dos orejas y silencio.

Programas Completos

Más de Chinchón