La Policía Municipal refuerza con 200 agentes la vigilancia para evitar botellones y aglomeraciones

  • Preocupación de los vecinos de barrios como Malasaña
Foto: Policía Municipal de Madrid |Vídeo: Telemadrid

Este sábado a medianoche decimos adiós al estado de alarma después de seis meses de restricciones.

Los madrileños están deseando recuperar sus libertades como la movilidad entre provincias. En el caso del final del toque de queda, entre los vecinos del distrito centro también hay inquietud.

Incertidumbre por cómo será la madrugada en barrios como Malasaña. Los vecinos temen que algunos aprovechen para hacer botellón.

Aumenta la vigilancia policial en las calles para evitar botellones en las calles. La policía municipal no va a desistir en la lucha contra el botellón. Han reforzado la vigilancia con 200 agentes más.

Velarán el cumplimiento de las medidas sanitarias, impedirán las aglomeraciones en la vía pública y los botellones.

“Ahora es cuando tenemos un poco de libertad” nos cuenta una joven. “Miedo no pero hay que tener más respeto” opina un madrileño. “Me molestaría bastante el ruído y no poder salir con los niños” lamenta otra.

Preocupación por las reuniones en domicilios

Otro punto de preocupación, los domicilios. Desde esta medianoche podemos reunirnos, pero la comunidad nos aconseja que no lo hagamos para evitar contagios y que sean solo de personas convivientes.

“Saldré un rato con los colegas a partir de las doce”. “Prefiero quedarme en casita y salir más adelante”.

Este domingo, madrileños de Colombia, Perú o Ecuador celebran el Día de la Madre Latina y se esperan numerosas reuniones.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Coronavirus COVID-19