La ley Celaá, otra ley de educación sin consenso

  • La reforma educativa del Gobierno sale adelante en el Congreso por un solo voto de diferencia y pasa al Senado antes de su aprobación definitiva
Foto: REDACCIÓN |Vídeo: Telemadrid

El Congreso ha aprobado este jueves la reforma educativa del Gobierno la conocida como ley Celaá. El Gobierno necesitaba la mayoría absoluta y la ley ha salido adelante por un solo voto de diferencia.

La octava ley educativa de la democracia, que tiene que pasar ahora por el Senado, ha generado fuertes críticas de la oposición en puntos como el uso del castellano en las aulas o la educación concertada.

Los grupos que la han apoyado, PSOE, Unidas Podemos, ERC, PNV, Más País Equo, Nueva Canarias y Compromís recibían el resultado de la votación con aplausos. 177 votos a favor, uno más de los necesarios, 148 en contra (PP, Vox, Ciudadanos, Coalición Canaria, UPN, Foro Asturias y Partido Regionalista Cántabro) y 17 abstenciones (Bildu, Junts per Catalunya, BNG, CUP y Teruel Existe).

La oposición, PP, Ciudadanos y Vox, ha estado tres minutos gritando "libertad" y golpeando los escaños.

Fuera, en la calle, a las puertas del Congreso también se ha protestado contra esta reforma educativa y se han recogido firmas en contra de la norma por parte de los miembros de la plataforma Más Plurales, que abarca a la comunidad educativa de los centros de enseñanza concertada.

La conocida como ley Celaá será la octava ley de educación en democracia y nuevamente será una ley sin consenso.

Lo más polémico el texto que suprime el carácter vehicular del castellano en la enseñanza.

También ha sido un tema central la educación concertada, con la derecha defendiendo la pluralidad de la red educativa y la izquierda negando que la LOMLOE suponga un "ataque" a este tipo de enseñanza.

La Comunidad de Madrid ha anunciado que estudia llevar la ley ante los tribunales, una ley que Ayuso ha definido como liberticida.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Congreso de los Diputados