La paella, declarada Bien de Interés Cultural por su "capacidad de unir"

  • El decreto recoge la denominación principal de lo que es "paella valenciana", así como la elaboración de esta receta
Foto: EUROPA PRESS |Vídeo: Telemadrid

El Boletín Oficial de Estado (BOE) ha publicado el decreto del Gobierno valenciano por el que se declara la paella como Bien de Interés Cultural Inmaterial por su "capacidad de unir" y la "diversidad con la que se cocina".

El decreto recoge la denominación principal de lo que es "paella valenciana", así como la elaboración de esta receta, que cuenta con diversas variantes a lo largo del territorio valenciano.

La torre de control de Cuatro Vientos, declarada Bien de Interés Cultural
La torre de control de Cuatro Vientos, declarada Bien de Interés Cultural
La torre de control de Cuatro Vientos, declarada Bien de Interés Cultural

La torre de control de Cuatro Vientos, declarada Bien de Interés Cultural

Asimismo, se describe la forma de cultivo y recogida del arroz, las diferentes técnicas para elaborar la paella, así como el simbolismo que aporta este plato en las comidas familiares.

Sus orígenes se remontan al año 220 a. C. y fue Alejandro Magno quien trajo el arroz a Europa. El arroz no fue sembrado en grandes cantidades en Valencia hasta la llegada de los árabes, y en el siglo XVI se empieza a tener constancia del uso, el blanqueo y la limpieza de la cascarilla del arroz.

Estos son los nuevos cuatro Bienes de Interés Cultural en Madrid
Estos son los nuevos cuatro Bienes de Interés Cultural en Madrid
Estos son los nuevos cuatro Bienes de Interés Cultural en Madrid

Estos son los nuevos cuatro Bienes de Interés Cultural en Madrid

Ya en el siglo XVIII aparece en un manuscrito de recetas la primera cita referente a la paella o 'arroz a la valenciana', en el que se explicaban las técnicas para su elaboración y se remarcaba que el arroz tiene que quedar seco.

A comienzo del siglo XX, este plato típico se expande a grandes ciudades internacionales. De este modo, la paella consigue su cenit con el 'boom' turístico de los años 60 en España con la llegada de turistas extranjeros para pasar las vacaciones a las costas españolas.

Además de la declaración como BIC, el decreto establece una serie de medidas de protección y salvaguarda del bien, que se concretarán en hacer tareas de identificación, descripción, estudio y documentación del bien, incorporar testigos disponibles con apoyos materiales que garanticen su protección y preservación o velar por el normal desarrollo, así como por la transmisión a generaciones futuras.

Recomendamos

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Bien de interés cultural