Las colas del hambre siguen creciendo ante la falta de ayudas oficiales

Con el paso de los meses, la pandemia ha precarizado aún más las condiciones de vida de muchas familias de Madrid. Grupos con todos los miembros en paro, autónomos sin ingresos desde marzo, ahorros agotados y pagos pendientes todos los meses.

En las 'colas del hambre' empiezan a aparecer otro tipo de perfiles de demandantes de ayuda. Trabajadores de la hostelería, de la construcción y otros sectores muy castigados por la crisis sanitaria.

Las colas del hambre aumentan en Madrid en pleno repunte de la pandemia y con las nuevas restricciones
Las colas del hambre aumentan en Madrid en pleno repunte de la pandemia y con las nuevas restricciones
Las colas del hambre aumentan en Madrid en pleno repunte de la pandemia y con las nuevas restricciones

Las colas del hambre aumentan en Madrid en pleno repunte de la pandemia y con las nuevas restricciones

La 'Fundación Madrina' es una de las organizaciones que da soporte a las necesidades crecientes de una parte de la población. Alimentos, productos de higiene y artículos para bebé forman parte del reparto que realizan.

En la Cañada Real de Madrid la Covid ha acrecentado la vulnerabiliadad de su población. Este jueves la Fundación Madrina ha repartido allí bolsas de comida pero también alimentos infantiles y pañales, muy solicitados por las familias.

Los cortes de luz en el sector VI han complicado las cosas aún más, según cuentan aquí. Han tenido que tirar, precisamente, comida que se ha podrido en la nevera o han tenido que enviar a los pequeños con sus abuelos para que no pasaran frío.

Protesta pacífica en la Cañada Real para que se restablezca el suministro eléctrico
Protesta pacífica en la Cañada Real para que se restablezca el suministro eléctrico
Protesta pacífica en la Cañada Real para que se restablezca el suministro eléctrico

Protesta pacífica en la Cañada Real para que se restablezca el suministro eléctrico

Conrado Jiménez, miembro de la 'Fundación Madrina' explica que las condiciones se han vuelto más duras en la Cañada. A algunas personas les han denegado el Ingreso Mínimo Vital y otras ni siquiera tienen dinero para coger los transportes y acudir a tramitar las ayudas, comenta.

Mejores Momentos

Programas Completos