Crece la tensión en la crisis diplomática entre España y Marruecos por la acogida del líder del Polisario

  • El Gobierno dice que Marruecos no tiene que opinar sobre la acogida en España del líder del Frente Polisario
Foto: TELEMADRID |Vídeo: Telemadrid

La situación en la frontera con Ceuta recupera cierta normalidad, pero no tanto la crisis diplomática entre España y Marruecos. Rabat anuncia que no va a permitir que su embajadora regrese a nuestro país mientras España siga acogiendo al líder del Frente Polisario. El Gobierno de Pedro Sánchez defiende que es una decisión humanitaria en la que Marruecos no debe meterse.

El Gobierno insiste: Marruecos no tiene que opinar sobre la acogida en España del líder del Frente Polisario. La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha dicho que “tenemos que ser respetados en nuestra política exterior y nuestras decisiones”.

Nada que ver para el Gobierno

Lo ha dicho horas después de que Rabat anunciara que mientras Brahim Gali siga en España la embajadora marroquí no regresará. Eso, pese a que el Gobierno aclara que esa decisión nada tiene que ver con su posición sobre el Sahara Occidental. “La respuesta es no”, ha dicho la ministra de Exteriores, Yolanda González Laya, quien ha ratificado que la posición de España respecto al Sáhara Occidental y Marruecos no ha cambiado por la acogida del líder del Frente Polisario en un "gesto humanitario" que según ella no supone tomar partido en el contencioso.

Origen y pretexto

Para el exministro de Exteriores, Josep Piqué, entrevistado este jueves en Buenos Días Madrid de Telemadrid, Marruecos esta envalentonado por el respaldo de Estados Unidos a su soberanía sobre el Sahara Occidental y ha aprovechado este incidente que “no es el origen sino el pretexto”. Pretexto para presionar a España y a Europa para que sigan ese camino.

Desde la oposición, Ciudadanos reprocha que Podemos haya tenido gestos con el Frente Polisario. “Dejar la política exterior en manos de Podemos da probreza”, ha dicho la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas.

Y el Partido Popular pide explicaciones sobre lo que califica como chapuza: “Pedro Sánchez tiene que explicar cómo uso un avión medicalizado con pasaporte falso, y pensaba que Marruecos se iba a quedar de brazos cruzados”, ha señalado el alcalde de Madrid y portavoz del PP, José Luis Martínez Almeida.

Almeida exige explicaciones

Almeida ha lamentado el "drama humanitario" que se ha producido, y ha criticado que Pedro Sánchez no haya salido aún "de motu proprio" a ofrecer esas explicaciones.

El portavoz popular ha insistido en que una "crisis diplomática sin precedentes en nuestra época reciente" al menos "merecería" que Sánchez saliera por propia iniciativa a dar explicaciones. Ha criticado el modo en el que el Gobierno permitió la entrada en España del líder del Frente Polisario, algo que debería haberse hecho "con luz y taquígrafos", y no en una "operación chapuza" como fue "introducirle de manera secreta, no discreta, con una identidad falsa".

Mientras, Vox pide más contundencia: “Esta invasión no puede quedar impune, hemos pedido a Europa que corte el dinero a Marruecos”, ha señalado Ignacio Garriga.

Mejores Momentos

Programas Completos