¿Cómo evitar un atragantamiento?

  • Técnicos del SUMMA nos explican, paso a paso, cómo hacer la maniobra de Heimlich
Foto: Telemadrid |Vídeo: Telemadrid

El atragantamiento es la tercera causa de muerte no natural en España. Si nos ocurre a nosotros, o a alguien de nuestro alrededor, es muy importante saber actuar con mucha rapidez.

Son minutos de angustia pero, si sabemos lo que tenemos que hacer, podemos salvar una vida. Es por eso que la jefa de emergencias del SUMMA 112 nos explica en Está Pasando cómo realizar la maniobra de Heimlich, la técnica utilizada por los sanitarios en caso de atragantamiento.

Salvan la vida a un hombre tras sufrir un atragantamiento en un restaurante de Fuente el Saz
Salvan la vida a un hombre tras sufrir un atragantamiento en un restaurante de Fuente el Saz
Salvan la vida a un hombre tras sufrir un atragantamiento en un restaurante de Fuente el Saz

Salvan la vida a un hombre tras sufrir un atragantamiento en un restaurante de Fuente el Saz

Si la personas con la que estamos se está atragantando con un pedazo de comida o un objeto extraño lo notaremos en su cara y comenzará a toser: “Hay que animarle a toser”, explica. Al mismo tiempo comenzamos a dar golpes interescapulares con el talón de la mano en la espalda al afectado.

“No tenemos que olvidarnos de llamar a emergencias”, avisa, porque una persona del SUMMA 112 nos indicará en todo momento lo que tenemos que hacer.

La maniobra de Heimlich consiste en una serie de compresiones abdominales bajo el diafragma, el objetivo es levantar el diafragma y obligar al aire a salir de los pulmones para crear una tos artificial.

"Hay que animar a la persona que se está atragantando a toser"

Esta tos mueve el aire a través de la tráquea; de esta forma empuja y expulsa la obstrucción fuera de las vías respiratorias y de la boca.

Para hacer esta maniobra tenemos que rodear con nuestras manos la cintura de la otra persona. “Colocamos un puño apretado arriba del ombligo y debajo de la caja torácica”, explica. Sujetamos el puño con la otra mano y tiramos del puño apretado con un movimiento seco y directo hacia atrás y hacía arriba bajo la caja torácica de seis a diez veces.

“Tenemos que repetir la maniobra hasta que la persona expulse el objeto o hasta que veamos que la persona deja de respirar”, señala.

En el caso de que no funcione, y el paciente se asfixie, la segunda opción es tumbar al paciente bica arriba y realizar una maniobra de reanimación cardiopulmonar básica. Hay que recordar que, a los bebes y a los niños pequeños, se recomienda una técnica diferente.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Salud